Los lugareños informaron a Crónica que uno de los equinos de la fundación ACMA (Ayuda a Caballos Maltratados) dio positivo durante los controles de rigor. Aseguran que el resultado le fue informado de inmediato al SENASA pero que hasta hoy el organismo responsable no se ha hecho cargo.

"El SENASA hace oídos sordos a las denuncias, mientras tanto cientos de caballos se encuentran en riesgo de muerte, necesitamos salvar a los animales", reclamaron desde la comunidad de Guernica.