NOTAS RELACIONADAS

  • Vía libre: Uber no es delito

  • Uber: Otro revés para tacheros

  • Tacheros marcharon otra vez contra la "ilegalidad" de Uber

Por Florencia Golender
fgolender@cronica.com.ar

Faltan pocos días para que la aplicación Taxi BA para teléfonos móviles entre en funcionamiento. Permitirá contratar un servicio de taxi de forma virtual y agrega uno de los históricos reclamos de los pasajeros, la posibilidad de pago con tarjeta de crédito y débito. Llega tras el desembarco de Uber en el país.
Si bien su lanzamiento fue anunciado varias veces, fuentes del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología porteño confirmaron a "Crónica" que técnicamente ya está todo dispuesto para que la aplicación pueda ser descargada por los pasajeros, aunque habrá que esperar algunas semanas más.

"Necesita llegar a 2.000 conductores inscriptos para que haya suficiente oferta de móviles, ya se anotaron 1.700", informaron desde la cartera que conduce Andrés Freire, donde desarrollaron el software que estará disponible para teléfonos celulares con sistema operativo Android.

En paralelo con la llegada de la aplicación Uber al país, que también sirve para contratar servicio de vehículos puerta a puerta, la propuesta oficial de la Ciudad de Buenos Aires se propone dar pelea.

En diálogo con "Crónica", la legisladora porteña Cristina García (Unión PRO) sostuvo que "la aplicación beneficia a los pasajeros porque le da la certeza de que está solicitando un viaje a un taxi habilitado, garantizando mayor seguridad y calidad del servicio".

En tal sentido, uno de los principales atractivos será que el cliente podrá prescindir del efectivo para realizar el viaje. La aplicación permite pagar desde el celular con tarjeta de crédito y débito. Entre otras funciones, estimará el costo del viaje.

"Taxi BA es la respuesta y solución superadora del estado a la coyuntura actual, que aprovecha las ventajas relativas de la tecnología en beneficio de la sociedad en su conjunto", sostuvo García.

El conflicto de 2016

Con múltiples protestas, el Sindicato de Peones de Taxis, que conduce Omar Viviani, se manifestó a lo largo del año en contra del desembarco del gigante Uber en el país. "Es competencia desleal, no necesitan pagar una licencia para circular, ni seguro para los pasajeros", sostuvieron insistentemente desde el gremio que encontró respaldo en el gobierno de la Ciudad.

Igualmente, "el Poder Ejecutivo venía desarrollando Taxi BA mucho antes de la llegada de Uber al país", señaló la legisladora del PRO. "Luego se produjo el arribo de esta empresa que pretendía poner en marcha un sistema de transporte público que no respeta el ordenamiento legal vigente", añadió.

La llegada de la nueva aplicación porteña traerá beneficios para los pasajeros y por ende promete adeptos. Por su parte, a unos pocos metros de la avenida General Paz y evitando nuevos conflictos, Uber instaló el sábado la primera oficina para sus choferes en el partido de Vicente López.