Desde el Instituto Pasteur, del barrio porteño de Caballito, indicaron que los barrios más afectados por los alacranes son Recoleta, Palermo, Belgrano y Villa Crespo, aunque también se registró la presencia de estos aracnidos en el partido bonaerense de Pilar.

Luego de darse a conocer el caso de Tobias, un pequeño de 5 años de Palermo que fue picado por un alacran, hubo nuevos episodios relacionados con la aparición de estas crituras.

Según comentó a la prensa Gabriel Pisapía, subdirector del Instituto Pasteur se concentran en esas zonas porque hubo mucha construcción, con mucho movimiento de suelos y locales gastronómicos que dejan restos de comida.

"Si bien no hay un relevamiento por comuna, lo que vemos es que en esos barrios aparecen más casos de picaduras de alacranes", finalizó Pisapía.
 
Así además lo recordó el encargo de un edificio de avenida Libertador y Montevideo, quien dijo que cazó dos alacranes desde que se conoció el caso de Tobías ya que le dio "curiosidad encontrar tantos en menos de una cuadra".

Luego, comentó que: "Un vecino de enfrente le sacó uno a la mujer del vestido". Mientras que una vecina aseguró haber encontrado siete alacranes en una semana. 

En tanto, esta plaga llegó al partido bonaerense de Pilar, donde aparecieron cinco especimenes en dos casas. Ante semejante sorpresa, tres fueron encontrados en La Lonja y otros dos en Fátima, aún no se saben si son venenosos por lo que fueron sometidos a pruebas de laboratorio.