Una perra que vive en el destacamento le salvó la vida a una mujer policía. Se interpuso cuando un joven de 19 años quiso atacar con un cuchillo a la efectivo en el Destacamento de Zelaya el domingo a las 9 horas. Recibió dos puñaladas.

El agresor fue detenido luego de provocar, insultar y atacar con un cuchillo a la uniformada. La perra de la dependencia trató de evitar el ataque, pero recibió dos puñaladas, que la dejaron malherida. Se constató que el agresor tenía pendiente un pedido de captura de un juzgado de Campana.

El sujeto,aparentemente en estado de ebriedad , ingresó al lugar y comenzó a provocar y a amenazar a todos los presentes. La mujer policía trató de calmarlo de manera pacífica.

El hombre, totalmente fuera de sí, sacó a relucir un cuchillo y directamente intentó apuñalar a la mujer, pero en ese momento entró en acción Daisy, la perra callejera que tienen de mascota en esa dependencia, y de un salto se puso delante de la uniformada, mientras que el sujeto arremetía con su cuchillo.

El pobre animal cayó a unos dos metros, bañado en sangre, con una profunda herida en su intercostal izquierdo, casi donde comienza su extremidad delantera.
Ante la reacción de los presentes, el hombre escapó corriendo según publicó Pilaradiario.com.

Con apoyo de efectivos del CPP afectado a la zona Nº 8, se logró alcanzarlo y reducirlo. Se le secuestró el cuchillo de mango de madera y de unos 30 centímetros de hoja.

Luego se conocería que éste tenía un pedido de captura activo del 12 de octubre del 2015, del Juzgado Criminal de Campana.

Daisy se encuentra fuera de peligro, se repone lentamente de la herida sufrida y ya se encuentra nuevamente con sus compañeros. La causa recayó en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar.