El cruce de las avenidas Cabildo y Juramente, en el porteño barrio de Belgrano, es desde hace décadas un punto de importancia en la ciudad de Buenos Aires. Sus negocios de todo tipo, cines, locales de comida y confiterías, hacen que para los habitantes de la urbe sea un lugar de visita permanente.

Por otro lado, la facilidad en las comunicaciones, con enorme cantidad de líneas de colectivos y el subte, permiten llegar con facilidad.

Sin embargo, hace largo tiempo, los vecinos y transeúntes deben padecer el mal estado de las veredas, con el peligro que conlleva y la desvalorización de los comercios de la zona.

Fabricio, un comerciante del lugar, aseguró que "la vereda está así desde que se hizo el Metrobus, por lo que hace unos 2 años aproximadamente. Hicimos innumerables reclamos y todos se tiran la pelota. El otro día pasó una camioneta de la comuna 13, a 40 metros del lugar, y respondió que no sabía nada porque eso depende de Espacio Público, pero que tenía conocimiento que la comuna hizo el reclamo al contratista".

El mismo vecino agregó que "nos vienen prometiendo que van a empezar las obras, pero no hacen nada. Es ineficiencia en estado puro y duro. Hay que hacer algo ya, reparación provisoria nivelando, apisonando y aglomerar con algún mortero a modo de contrapiso o carpeta de asentamiento. Ni que fuera una obra faraónica".

Para terminar, luego de afirmar que continuarán con los reclamos hasta que esto se resuelva, comentó que "es injusto e innecesario, adultos mayores, personas con movilidad reducida, madres con cochecitos de niños, baja visión y ciegos. ¿Algún funcionario se animaría a vendarse los ojos y con un bastón atravesar la vereda?".