Por Roberto Di Sandro, el Decanoi de la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Un nuevo estilo en la actividad presidencial: aparecer “sorpresivamente” en lugares donde se deben tomar decisiones rápidas y lograr entendimientos. Parece ser, ahora que se viene encima la campaña electoral y se definirá en octubre, el propósito “es estar, no sólo tocando timbres”, sino “presencias sorpresivas” para conocer “de visu” qué se necesita. Además, asistir a inauguraciones directas de obras que han sido anunciadas y “debe comprobarse sí se han iniciado”.

Este nuevo “sistema” de trabajo fue adoptado por el propio mandatario, según pudo saber esta sección, a través de círculos cercanos al gobernante. En tanto, se puso sobre la mesa la “necesidad inmediata” -así se calificó- de terminar el proyecto de rebaja de la edad de imputabilidad para la delincuencia juvenil. Hay una “orden expresa” del jefe de Estado de acelerar el trabajo. Primero iba a estirarse hasta después de los comicios, pero rectificaron y “por unanimidad de criterios del gobierno”, así se dijo: “Vamos a buscar coincidencias con los sectores correspondientes”.

De allí que hace 48 horas la residencia de Olivos fue asiento de una reunión “de especialistas” de los diferentes sectores de la Justicia, junto a personalidades políticas “de distintos colores de opinión”, que hablaron con Macri, su ministro de Justicia, Germán Garavano, y la titular de Seguridad, Patricia Bullrich. Garavano después dio una conferencia de prensa alentando la definición del proyecto. “Si no se puede, entonces se aguardará”, dijo el ministro. En Olivos, este fin de semana, hubo todo tipo de reuniones.

Una de ellas, la de seguridad, concentró la mayor atención. Dicen que se están tomando medidas directas en todo el territorio nacional, especialmente en las zonas fronterizas, para darle “batalla a la lucha contra el narcotráfico. La Bullrich dio un informe con datos del exterior, en materia de controles en los límites de los países más avanzados. Mucho que ver tienen los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas, sumados al aporte de los organismos de seguridad, distribuidos en todo el país. Otro tema: la presencia “en todos lados” de la gobernadora bonaerense. El siguiente bloque ofrece detalles.

La niña bonita

Se ha convertido, sin duda, en el centro de atención de todos, la presencia en diferentes actos presidenciales, la gobernadora bonaerense. Tiene un respaldo de apoyo que supera todo lo previsto. Los votos obtenidos en la elección que le dieron al triunfo de Macri para ser presidente, los acumuló la dama que camina y camina buscando soluciones a los problemas.

El peronismo se volcó a ella en esa elección y de allí la decisión del número uno “de concurrir con ella a cada acto, inauguración, conferencia o evento que se registre”. La semana pasada fue a tres actos y la venidera hay agendados más encuentros con anuncios.

Nos comentaron que la Vidal le informa de todos los problemas que se viven en la provincia y las necesidades que no se pueden superar por el momento “y a las que se debe dar soluciones inmediatas”. Ya se han volcado millones de pesos para asistencia. Lo único que falta ahora es inversiones para dar más trabajo. “Pero esas inversiones no se ven”, se destacó.

Breves y sabrosas

¡Cuántas anécdotas pueden contarse en este bloque! Insistimos: es el de hechos creíbles y otros, que no son, pero ocurrieron y ocurren. Aquí van: 1) Hace 21 años se murió un grande de la comicidad: Tato Bores. Algunos memoriosos lo recordaron en los pasillos gubernamentales. Fue tan profundo en el humor que nadie podrá olvidarlo. Además, como dijo alguien cercano al Presidente, “sí estaría hoy se haría una panzada”.

Otros, en cambio, propusieron algo: “Hacer un busto junto a los presidentes”. Lo tiene merecido, sin duda. Quizás más que algunos. Sigo: 2) ¿Otro recuerdo? Cuando se firmó el convenio con Vaca Muerta, con la presencia de sindicalistas, hubo coincidencias y críticas. Alguien se acordó de 1955, cuando Perón creó el Congreso de la Productividad. Tiene mucho que ver con eso. Seguro que alguien se fue al archivo y lo difundió. Hubo algunas publicaciones. Allí el líder hablaba de “Producir, producir y producir”.

No pudo continuarlo: lo derrocaron con bombazos desde el aire. 3) No le pudo hacer un gol y mastica bronca: es el Presidente, que en los partidos en Olivos tiene frente a sí a un arquero a quien lo llaman “el pulpo”. Es el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, y no lo puede doblegar.

Se salva porque es de Boca. 4) Muchos docentes no cobran sus sueldos. Se están quejando en la provincia de Buenos Aires y le piden a la joven Vidal que controle más “los pagos que se olvidan de hacer algunos funcionarios”. Última: comenzó el año y todavía no hay una conferencia de prensa del Presidente con los acreditados. Hay fluidez informativa, pero falta más contacto con el que manda. Es necesario. Continuará.

“Crónica” anticipa

Hace un mes, aproximadamente, esta sección anunció un viaje a la Antártida del mandatario. Inclusive apostamos a un trascendido en el sentido de que “por primera vez hablaría por la cadena nacional a todo el país”. Después esto se diluyó. Ahora surgió la confirmación: próximamente hará el viaje: la canciller Susana Malcorra y el ministro de Defensa, Julio Martínez, lo corroboraron. Más aún: dijeron “está en agenda”.

No se sabe si irá en esta campaña antártica o en el mes de febrero. De otro ángulo: Olivos fue ayer centro de una reunión: la situación de Gustavo Arribas, el “señor cinco” de la Agencia de Inteligencia, ex SIDE. El hombre está acusado de recibir fondos ilícitos. Un sector del gobierno quiere separarlo del cargo. Otro no está de acuerdo. Estaba por decidir Macri.

Números preocupantes

Temas “de seguimiento”. Así se denominan los asuntos que tratan en el gabinete grande y en la mesa “chica” del gobierno. Ahora hay una preocupación enorme, que le llegó a esta última: la ausencia de turistas en toda la costa. Un informe dice que en la primera quincena, que corre, se redujo enormemente la presencia de gente.

Además, destaca que “todos se van a Chile, Uruguay o Brasil, donde las cosas están más baratas”. Contaron que Macri pidió “cautela”, cuando se hacen anuncios oficiales sobre cuántos turistas concurren. En una palabra, que “no se les vaya la mano con inventar guarismos”.

En Turismo estudian la situación y específicamente hablan con los empresarios, los comerciantes, para bajar los precios. Se están dando cuenta que la gente no tiene plata por los aumentos que surgen día a día. Los jubilados Se busca solución a otros problemas de jubilados y pensionados.

La reparación hecha por el gobierno al pagar los juicios le da un poco de alivio, pero faltan muchísimas cosas para cubrir las necesidades de los ancianos. Por eso, mañana, según se anticipa, el Presidente estará con los jubilados en la Anses. Así figura en su agenda. Ahora, un recuerdo de toda la Sala de Periodistas para un grande de nuestra música bien azul y blanca: Horacio Guarany. En siete días volvemos. Chau.