Si Donald Trump enfrenta graves problemas internos, en el frente externo deberá prepararse para lidiar con uno de los rivales más duros que podía elegir: China.

Desde Pekín, las advertencias se suceden semana tras semana y la relación parece dirigirse hacia un quiebre difícil de evitar. El último mensaje del "gigante asiático" fue tan preciso como amenazante: "Deberían prepararse para un enfrentamiento militar a gran escala".

Esta nueva crisis está vinculada con la intención yanqui de bloquear el acceso del país oriental a las islas ubicadas en el mar de la China Meridional, de las que el gobierno de Xi Jinping se apropió y desarrolló. La respuesta llegó a través de un editorial publicado en el diario Global Times, fiel al gobierno, en el que advirtió que Washington quiere "forzar a una gran potencia nuclear a retirarse de sus propios territorios".

El artículo hace alusión a las manifestaciones que el secretario de Estado designado por Trump, Rex Tillerson, hizo ante el Senado, donde dio a entender que no le van a permitir el acceso a las tierras que también reclaman países como Filipinas y Vietnam.

"A menos que Washington planee lanzar una guerra a gran escala en el mar de China Meridional, cualquier otro método para evitar el acceso chino a esas islas será estúpido", advirtió el periódico. "Tillerson haría bien en ponerse al día en estrategias nucleares si quiere que una potencia nuclear se retire de sus propios territorios", redobló la apuesta.

"Estados Unidos no deberían pensar que Pekín se va a asustar de sus amenazas", concluyó ese artículo.

Más críticas

El Global Times no fue el único que se hizo eco de la postura del Partido Republicano. El China Daily expresó que "es mejor no tomar en serio las declaraciones" del funcionario designado por Trump "porque son una mezcla de inocencia, cortedad de miras, prejuicios y fantasías políticas no realistas".

No obstante, reconoció que si la batalla dialéctica deriva en un enfrentamiento "en el mundo real", se avanzaría hacia "una devastadora confrontación".

Garrotes

La tensión viene desde hace semanas y tuvo un capítulo especial con las críticas del próximo gobierno yanqui a las prácticas comerciales chinas.

En ese momento, también el diario Global Times fue el encargado de responder: "Hay flores en la puerta del Ministerio de Comercio de China, pero también hay garrotes escondidos detrás de la puerta. Ambos esperan a los estadounidenses".