Al menos 10 cadáveres fueron encontrados este domingo a la mañana por los vecinos del barrio San José Obrero, en Villa del Rosario, ciudad ubicada a 78 kilómetros de Córdoba capital. En la zona funcionó el viejo cementerio, construido en 1700.

Los cuerpos aparecieron en la superficie luego de la intensa lluvia de ayer, causando el asombro de los vecinos del lugar. Hubo quienes los encontraron en el patio de su casa, aunque la mayoría fueron hallados en la calle. 

Según informó la Municipalidad, por las características del hallazgo, creen que son cadáveres de indígenas o de los primeros pobladores de la ciudad, según publicó LaVoz.com.ar.

Un vecino dijo que en calle Norberto Dutari y Malvinas contó al menos diez esqueletos. “Entre ellos el de un niño”, señaló.

Otra persona señaló que no es la primera vez que ocurre esto luego de una lluvia, y agregó que cuando construyó allí sabía de la existencia del viejo cementerio. De hecho hubo quienes encontraron huesos mientras edificaban.

El hallazgo se produjo cerca de la capilla histórica. Las autoridades locales informaron que con la recuperación de ese lugar la aparición de huesos se volvió habitual, por eso desde la Junta Municipal de Historia se estableció un protocolo para actuar en cada caso. 

El procedimiento, que ya se ha llevado a cabo en otras oportunidades, establece como primera medida la demarcación y preservación del lugar. Luego comienza el relevamiento fotográfico en cada paso de la exhumación, que es inventariada y rotulada por característica y zona de lo recolectado, para luego depositarlo en el Museo Histórico Municipal a la espera de los estudios de antigüedad y características culturales.