Por Florencia Golender

Como todos los 3 de enero, los ex combatientes se movilizaron para rememorar el día la ocupación británica sobre las Islas Malvinas. “Hasta ahora el punto de encuentro era la embajada inglesa para reclamar el cumplimiento de la resolución de la ONU de 1965, pero este año elegimos Balcarce 50 para señalar el papelón internacional que está haciendo este gobierno”, aseguró a Crónica, Ernesto Alonso del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas CECIM La Plata.

A 184 años de la ocupación de Gran Bretaña sobre el territorio argentino, los ex combatientes eligieron manifestarse frente a la Casa Rosada en vez de la sede diplomática que tienen los usurpadores en el país. La razón es que ahora “el problema principal es el gobierno de Mauricio Macri, desde que él llegó al poder hubo un cúmulo de políticas erráticas y se dejaron de lado los asuntos de soberanía”, sostuvo el secretario de Relaciones Institucionales del CECIM.

El 3 de enero de 1833, el imperio británico invadió las islas Malvinas desplazando a las autoridades criollas y a quienes poblaban el archipiélago. Cada año agrupaciones de ex combatientes de la guerra que tuvo lugar en el año 1982 convocan a una “ronda por la soberanía” de la que participan historiadores, representantes de Derechos Humanos y dirigentes políticos de diferentes fuerzas. 

Lo que suele realizarse como un reclamo hacia las autoridades británicas este año viró hacia las locales y se realizó en Plaza de Mayo. “Las decisiones del gobierno y, especialmente, de la Canciller argentina, Susana Malcorra, están dejando de lado todo el camino que se venía recorriendo hacia la recuperación de la soberanía”, lamentó Alonso.

La Argentina “chiquita”

El Ministerio de Desarrollo de la Nación quedó en el centro de la polémica esta semana luego de que el pasado 31 de diciembre difundiera en las redes sociales un mensaje de fin de año con la imagen de un mapa de la República Argentina sin las Islas Malvinas.

Al respecto, Alonso planteó a este diario que “ese fue el último papelón de muchos el año pasado que son una vergüenza para adentro del país y para quienes nos ven de afuera”.

Si bien desde el organismo pidieron “disculpas” por el “error” del sector de diseño y ratificaron los “derechos de soberanía”, el representante del CECIM consideró que “no pueden echarle la culpa al portero. Un organismo oficial no puede pensar en la Argentina chiquita, ni siquiera figuraba la Antártida en ese mapa. Esto simboliza otra lógica de pensamiento y deben hacerse cargo de eso”. 

En tal sentido, explicó que todas estas políticas traen consecuencias “ya que el panorama permite a los británicos avanzar con acuerdos sobre la explotación de hidrocarburos y pesca. Los intereses económicos de los británicos cuentan hoy con la complicidad de sectores políticos argentinos”, denunció Alonso, “y por eso nos manifestamos frente a Casa Rosada”, finalizó.