En el último día del año, los habitantes de la localidad santacruceña de Río Gallegos no tuvieron un buen regalo.

La ciudad amaneció con una intensa lluvia que no cesa desde la noche del viernes y varias calles se encuentras anegadas. Incluso, el agua siguió subiendo y ya llegó a varias casas.

Distintos lectores se comunicaron con "Crónica.com.ar" mediante el Facebook y el WhatsApp y comentaron el grado de preocupación por el siniestro y enviaron varias fotos.

Cientos de familias se encuentran en situación de emergencia, y por eso el servicio de emergencia trabaja en conjunto con Dirección de Tránsito, Prefectura y Protección Civil.

Los barrios más afectados son San Benito, Bicentenario, Evita y aledaños, y la zona céntrica no quedó exenta del infernal aguacero.