Los investigadores de la fuga de dos presos de una comisaría de La Plata sospechan que el policía detenido por el hecho entregó a los evadidos las llaves del calabozo a cambio de 20 mil pesos, informaron este domingo fuentes judiciales y de la pesquisa.

Por esa razón es que el fiscal a cargo de la causa, Fernando Cartasegna, solicitó la detención formal del efectivo Marcelo Gagliarducci al Juzgado de Garantías platense de turno.

Según las fuentes, este policía estaba a cargo de la custodia de los presos Matías Alejandro López Roldán y Nicolás Dimeola, quienes este mediodía continuaban prófugos

"He pedido de la detención del policía que estaba a cargo de la custodia de los calabozos ya que era el único que tenía la llave de las celdas", explicó el propio fiscal.

Mientras que otra fuente de la investigación indicó que "al menos tres personas habrían visto al policía entregándole la llave de los calabozos a los presos". El mismo informante dijo que "se hallaron en el auto del policía unos veinte mil pesos que se sospecha podría haber sido el pago por la fuga".

El hecho ocurrió el pasado viernes por la noche, cuando se realizaba una inspección en los calabozos de la comisaría sexta, ubicada en la calle 1 entre 528 y 529 de la ciudad de La Plata.

En la requisa se descubrió primero que estaba roto el candado de unas de las celdas y que se habían escapado López Roldán y Dimeola, dos de los siete detenidos allí.