Evangelio

Lc 7,24-30.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo  según san Lucas. 


Cuando los enviados de Juan partieron, Jesús comenzó a hablar de él a la multitud, diciendo: "¿Qué salieron a ver en el desierto? ¿Una caña agitada por el viento? (...) ¿Un profeta? Les aseguro que sí, y más que un profeta. 
El es aquel de quien está escrito: Yo envío a mi mensajero delante de ti para prepararte el camino"


Todo el pueblo que lo escuchaba, incluso los publicanos, reconocieron la justicia de Dios, recibiendo el bautismo de Juan. Pero los fariseos y los doctores de la Ley, al no hacerse bautizar por él, frustraron el designio de Dios para con ellos. 

Palabra del Señor.