Martes 21 de Septiembre de 2021

  • 13.1º

13.1°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

MISCELÁNEAS

31 de julio de 2020

Medios de Comunicación y Coronavirus

Se realizó el jueves por la tarde una reunión de zoom con más de trescientas personas sobre Medios de Comunicación y Coronavirus.
Por Martina Lorenzutti

La temática por abordar fue: Comunicación Social-Virus-Odio.

Organizada por el Centro de Estudios de Políticas de salud (CEPSal), los disertadores fueron: Gabriel Mariotto, Stella Caloni y Víctor Hugo Morales, entre otros y bajo la coordinación de Monika Arredondo, cada invitado expuso alrededor de quince minutos y al final hubo preguntas de los participantes a los oradores.

  La primera en exponer fue la periodista y escritora, Stella Caloni, quien recalcó la necesidad de “aggiornarse” a esta situación peligrosa.  Según ella, esta pandemia es aprovechada por los medios con un claro proyecto de “recolonización”. Lo que calificó como otra pandemia. Señaló que es una misma receta para toda Latinoamérica, como en los casos de Bolivia, Brasil, Honduras. Se quejó de la burocracia, cuando una persona que no tiene agua corriente y se ve imposibilitada de ingresar a una página para hacer un trámite, cuando ni siquiera tiene una computadora. Propuso encontrar una forma nueva de hacer periodismo, culpándonos de haberle dado cámara a los “anticuarentena”. Sus palabras fueron: “Pensemos algo nuevo, algo creativo, el enemigo es burdo y mezquino. Está en nuestras manos hacerlo, en conjunto y colectivamente”.

            Siguió Gabriel Mariotto que aseguró que “da la vida por este gobierno” pero que no olvidemos que en la últimas elecciones perdieron, pero sacaron más de cuarenta puntos con los medios a su favor. Dijo que se deberían colocar temas estructurales en la agenda como: deuda externa ilegal e ilegítima, una bomba que dejó el macrismo. Aseguró que el monopolio está intacto por no aplicarse la Ley de Medios, largamente debatida y aprobada. También ve como hacen uso de la situación de angustia que produce el virus y la pandemia para combinarlo con el tema de la inseguridad y así generar la tormenta perfecta.

            Martín García, ex presidente de Télam se mostró a favor del desarrollo tecnológico y de la comunicación, reivindicando el papel de los intermediarios de las noticias que deben explicar las cosas porque si no lo hace el enemigo y lo comunica mal.

            Sebastián Fernández, periodista de el Destape reconoció que, salvo el Coronavirus, los conceptos siguen siendo los mismos, pero el odio y la furia como cuando la turba que saqueó la casa de Irigoyen o el año pasado la casa de Evo Morales, se trata de un odio social de carácter regional.

            Ezequiel Guazzora, comunicador popular que va solo con un celular y un micrófono a las marchas a preguntarle a la gente, se expone y es atacado sistemáticamente por Clarín que lo tilda como un “escrachador K”, reconoció que, durante los cuatro años del gobierno de Macri, los medios alternativos y la militancia pusieron su granito de arena.

 Finalmente cerró el encuentro el periodista, Víctor Hugo Morales que fue cálidamente recibido con saludos espontáneos y como siempre fue claro y directo. Se refirió al “poder real”, el que está detrás de Macri y que lo puso en el poder como podría haber sido cualquiera.

Remarcó que no pueden aceptar haber perdido. A través de las “fake news” invitan a la rebelión intentando voltear este gobierno.

Ejemplificó cuando los cuatro canales abiertos muestran en el mismo horario un caceroleo de apenas unos pocos, intentando instalarlo como la noticia del día y afirmó que no solo opacan a la democracia, sino que son antidemocráticos tratando de mostrar que la Argentina es un caos. Remarcó que hay que estar muy atentos y agradeció la invitación a conversar.

            En tiempos de pandemia reconfortan estos encuentros donde la gran mayoría de los que participan tienen un mismo objetivo, defender al gobierno de Alberto Fernández. Tiempos de continuar con la militancia y de reflexionar entre todos, todas y todes.   

COMPARTIR: