Por Luis Mendoza 

lmendoza@cronica.com.ar 

Convencida de la sensatez de la propuesta, por el espíritu y los instrumentos para hacer frente al costo fiscal, la diputada nacional Cecilia Moreau confía en que el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias impulsado por el Frente Renovador es el que terminará por aprobarse en el Congreso, en el debate que comienza mañana en la Cámara Baja.


"Vamos a dar el debate convencidos de que el Parlamento va a representar a la gente en este tema", dijo la diputada massista en una entrevista con "Crónica", en la que también trazó un balance del año legislativo y de la gestión del gobierno de Mauricio Macri.

-¿Qué cree que va a pasar con el debate sobre Ganancias?

-Para nosotros es una discusión que no podía pasar de este año y que tiene que llegar al bolsillo de los trabajadores. O sea que aquellos que pagan ganancias, a partir de enero tienen que sentir un alivio para poder enfrentar el año con esa diferencia de plata puesta al servicio de que los chicos empiecen las clases, que se puedan comprar los útiles y todas las cosas que implica el principio del año escolar.

-Las promesas de campaña fueron casi iguales a las de Cambiemos. ¿Por qué las diferencias ahora?

-Nosotros lo planteamos en la campaña y lo seguimos haciendo, porque es un impuesto injusto, regresivo y de una vez por todas tenemos que empezar a discutir cómo, gradualmente, eliminamos ese impuesto. Macri se comprometió a eliminarlo y sin embargo estamos discutiendo sobre la reducción del impuesto, y la verdad que eso aleja mucho a la política, que en campaña se digan cosas que después no se cumplen en nada.

-¿Cuál es la propuesta de ustedes?

-Planteamos un mínimo no imponible de 48.500 pesos, planteamos que se discuta el tema de las horas extras. Hoy un trabajador no hace horas extras porque se lo come ganancias. Cuando para muchas generaciones significó un orgullo poder juntar un mango más a través de ese esfuerzo. Nos parece que hay que volver a eso y por eso vamos a dar el debate convencidos de que el Parlamento va a representar a la gente en este tema.

-El gobierno dice que lo de ustedes es un planteo demagógico...

-Si es un gobierno que pretende que los sectores más ricos sean cada vez más ricos y que los sectores medios y más desposeídos de la Argentina sean cada vez más pobres, es lógico que planteen eso. Nosotros le decimos al gobierno básicamente de dónde sacar la plata: de la renta financiera, del impuesto al juego, a las mineras, a los que ganaron plata con el dólar futuro. No es que decimos: "Señores, arréglense como puedan". Estamos dispuestos a poner nuestro equipo económico para colaborar en este proceso.

-¿Cómo fue el año legislativo?

-Creo que fue un buen año en el que el Parlamento estuvo activo, con las comisiones activas. El Congreso funcionó y pese a las diferencias se lograron sacar leyes importantes, sobre todo las que tienen que ver con la calidad de vida de la gente: extinción de dominio, cannabis medicinal, muchas leyes que tienen que ver con el ciberacoso, con el centro de protección a las víctimas, es decir, cuestiones concretas.

-Macri calificó su gobierno con un 8. ¿Cuál es su evaluación?

-Me parece que es un gobierno que todavía no arrancó, que está buscando el rumbo. En lo económico no tenemos plan, no hubo lluvia de inversiones como nos decían. Me parece que el gobierno todavía tiene mucho para hacer y para pensar cómo encarar el año que viene.

-¿En 2017 van a acordar con Margarita Stolbizer o con sectores del peronismo?

-Vamos a acordar con todos aquellos que tengan la visión de la defensa del campo de lo popular. Buscamos coincidir en 10 puntos básicos que tienen que ver sobre cómo mejorar la distribución de la riqueza, del ingreso, las cuestiones centrales vinculadas a la desigualdad que no está saldada en la Argentina. Mientras no vengan con prontuario son bienvenidos.