Con una marcha al Congreso convocada para el próximo martes, los trabajadores de empresas de juegos de azar manifestarán su rechazo a las distintas iniciativas que buscan aumentar los impuestos de las firmas para las que trabajan.

Además, este lunes comenzarán un paro por tiempo indeterminado que abarcará a bingos y casinos de todo el país, y será acompañado también por afiliados al sindicato gastronómico y a la Asociación de Personal de Hipódromos.

Incluso no se realizará en este jornada el tradicional sorteo de la lotería y otros juegos de azar como parte de la protesta.

"Si avanzan las iniciativas que hablan de imponer un tributo a las apuestas y además un pago por cada máquina tragamonedas, las empresas quedarán al borde de la quiebra y miles de trabajadores perderán sus puestos de trabajo", afirmó Ariel Fassione, secretario gremial de Aleara.

Tras haber marchado en la provincia de Buenos Aires el último viernes contra el proyecto de ley impositiva, que estipula el cobro de una entrada (20 pesos) en cada uno de los casinos provinciales, ahora la discusión llega al Congreso nacional, donde oficialismo y oposición analizan aumentar la carga tributaria para solventar mejoras en el impuesto a las Ganancias.

Desde la Cámara Argentina de Salas de Casinos y Bingos, que nuclea a los empresarios, advirtieron que hay 20.000 puestos de trabajo en riesgo ante la nueva carga tributaria.

La institución consideró que "esta medida va en contra de las promesas políticas de este gobierno de disminuir la presión impositiva a la actividad privada".

Mirá el informe de Crónica TV