El Tribunal del Distrito de Uppsala se negó a emitir este lunes una orden de arresto en rebeldía contra el fundador de WikiLeaks.
Por Jorge Nuñez Arzuaga

La petición correspondiente, presentada el 20 de mayo por la fiscal general adjunta de Suecia, Eva-Marie Persson, alegaba una probable causa por sospecha de violación. “Actualmente el arresto en rebeldía de Assange no es una medida proporcional”, declaró la juez.

Argumentó que “uno de los fundamentos para que la fiscalía solicite el arresto fue la necesidad de continuar la investigación pero la anterior orden de arresto se emitió cuando Assange estaba en la Embajada de Ecuador mientras ahora cumple su condena en el Reino Unido”. En tanto, la fiscal Persson dijo que la investigación continuará pese a la decisión del tribunal.

La fiscal subrayó en un comunicado que “la investigación continuará con los interrogatorios en Suecia” y prometió emitir una orden de investigación europea para interrogar a Assange.

El abogado del ciberactivista, Per Samuelson, declaró en sus comentarios a Sputnik que “es muy probable que (Assange) llegue a Suecia para colaborar con la investigación porque no tiene nada que ocultar”.

En 2012, Assange se refugió en la sede diplomática ecuatoriana en Londres tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para investigarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre las operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

La investigación preliminar contra Assange en Suecia, por la presunta violación, fue descontinuada en 2017, ante la escasa posibilidad de conseguir que compareciera ante el tribunal, entre otros factores. (IB24.

Fuente www.globatium.com.ar

Compartir