Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 13:41 -

  • 21.8º

21.8°

El tiempo en Buenos Aires

ENTREVISTAS

2 de abril de 2019

La historia no contada: la comunicación en épocas de guerra

Entrevista a Ex combatiente de Malvinas, segundo jefe de comunicaciones y protagonista en el desembarco en las Islas.
Por Monica D'Assisi
Redacción PPR

Desde su despacho ubicado en la Universidad del ejército, en el barrio porteño de Belgrano, Raúl Esteban Andrés - profesor de Relaciones Institucionales de la nombrada universidad y ex combatiente de Malvinas – relata aspectos que ningún medio de comunicación mostró. Entre paredes vestidas de cuadros de reconocimiento, libros y una PC que deja oir una música que envuelve el ambiente de calidez y bienvenida, explica los “porqué” de preguntas instaladas que por desconocimiento gran parte de la sociedad adoptó, construyendo una idea subjetiva y opacando la realidad que nos ayuda a comprender el verdadero motivo que nos llevó al enfrentamiento con Gran Bretaña. Cuenta como era la relación entre los soldados argentinos e ingleses y hasta comparte alguna anécdota que deja al descubierto el verdadero sentimiento de amor por la patria de nuestros soldados que no reflejan una imagen de sometimiento ni victimización sino todo lo contrario: de honor y orgullo.

Cafè de por medio compartimos casi dos horas y media de recuerdos que iluminaban sus ojos en cada palabra.

 

- Monica D’Assisi : Cuál era su rango cuando se generó el conflicto de Malvinas?

 

- Raúl A. Esteban : Teniente Primero del ejército, destinado a la Compañía de comunicaciones 3ª de Curuzú Cuatiá. Representaba el elemento de brigada que le daba a la Infantería 3ª todas las comunicaciones. Era el segundo Jefe de la compañía

 

- M.D. : Quién y cómo le comunicó la decisión del gobierno de recuperar las islas?

 

- R.E.: Nos enteramos de la misma forma que se enteraron todos: por los medios de comunicación. Pasados unos días nos vino la orden de seleccionar un grupo entre los doscientos hombres que teníamos , para desplazarnos al sur e instalar un sistema de comunicaciones en apoyo a los movimientos que pudieran haber pero la idea era reforzar el sistema de seguridad en el sur del país.

 

- M.E.: pero deberían tener algún lugar destinado…….

 

  • R.E.: No. El destino no estaba asignado. Nos trasladamos hacia el sur y desde allí se planificó. Recordemos que el objetivo no era ir a una confrontación bélica sino recuperar las islas logrando el sometimiento de los soldados ingleses y regresar al continente para que la maquinaria de la negociación internacional comience a funcionar. Ocurre que Gran Bretaña advertida de lo que ocurriría el 2 de abril o tal vez un poco corresponsable de generar lo que sucedió el día 4 de abril comienzan a enviar sus primeros barcos hacia las islas y concretamente el día 7 inicia su marcha hacia el sur la flota mas grande que haya salido desde el año 1956. Al frente iban el portaaviones “Invencible” y el “Hércules”. Como datos adicionales , esa flota un año atrás, estaba a punto de achicarse por cuestiones graves presupuestarias que tenía Gran Bretaña. La armada británica estaba luchando para que no les vendan o desguacen sus barcos y de esa forma no perder su potencia. Por eso ese es el primero de los interrogantes que tenemos; cómo puede ser que en 48 hs tenían todo el sistema moviendo el sur.

    Y el segundo punto es que no olvidemos que en el año 1965 comenzó el proceso de descolonización y la sugerencia para que Gran Bretaña y Argentina se sentaran a negociar. Hubo alguna propuesta de los Ingleses para tener una soberanía compartida explotando algunas cuestiones comerciales pero algo importante para tener en cuenta es que siempre Gran Bretaña de todos los conflictos ante el mundo quiso salir por la puerta grande. Ellos nunca iban a soportar la foto de la revista Gente donde aparecían los soldados ingleses tirados en el piso y un soldado argentino – proveniente de un país en desarrollo- apuntándoles después de la recuperación. Esa imagen sirvió de excusa . Fue una herramienta mas para que ellos la utilicen como argumento para enviar su flota aunque sabemos que no fue el fundamento base pero por alguna “casualidad” ellos arrancaron la flota. Eso indica que estaban al tanto de la intención de recuperación de las islas y esperaban la acción para justificar todo esto.

    Para los británicos no fue una sorpresa.

    Tal es así que el día 29 de marzo su gobierno le avisa al gobernador de Malvinas que aliste las islas para un probable desembarco argentino. Todo esto está documentado. O sea que cuando va nuestra gente a la operación Rosario, que es -hasta el día de hoy - una de las operaciones mas estudiadas a nivel mundial por la coordinación que hubo entre todos los puntos estratégicos (Raúl expone un mapa con puntos clave y detalla como fue el desembarco y la entrada y recorrido en la isla , al tiempo que relata elmomento de la rendición del gobernador) la idea era ir y volver. Esta es la situación que se dio el día 2 de abril pero la coordinación nocturna es de destacar porque quien sabe comprende que en las circunstancias presentadas (viento de 90/100 km, oscuridad en el mar, olas de 4 metros) es muy difícil concretar una acción exitosa, sin embargo cumplimos ese objetivo. Este fue el ultimo enfrentamiento entre dos fuerzas regulares donde se respetó todo lo concerniente a la Convención de Ginebra. Fue lo que podríamos llamar “un enfrentamiento entre caballeros” porque si bien se llegó al enfrentamiento bélico jamás se buscó asesinar al enemigo sino que el soldado buscaba poner fuera de combate a la otra parte e inmediatamente atenderlo y asistirlo para su cura. Un buen soldado tiene que asistir enseguida al otro.

 

- M.D.: desde qué lugar desempeñó tareas?

 

-.R.E.: inicialmente nos desplazamos hacia el sur del país para reforzar la seguridad. Cuando llegamos a Comodoro Rivadavia, una madrugada nos despiertan y nos cambian la situación para ir a frenar a los chilenos que se estaban desplazando hacia el sur del país. Habían creado una brigada y corríamos el riesgo que entraran al territorio argentino por el sur, porque en ese momento estaba el problema de las tres islas que tenemos allí, y ellos tienen en sus escritos el tema de la Patagonia. Por lo tanto salimos una madrugada con todos nuestros efectivos hasta casi Río turbio para pararlos pero al llegar a Puerto San Julián nos frenan y nos dicen que volvamos porque ya iban otros efectivos en camino por lo que regresamos a Comodoro Rivadavia donde nos asignarían una misión. Una vez llegados nos dicen : “embarquen este material porque ustedes van a cruzar a Malvinas en avión”. Eso fue a los “veintitantos” días de abril. O sea que nos iban cambiando las misiones porque la flota inglesa seguía su camino hacia el sur y no tenían intenciones de negociar. Las posiciones eran las siguientes: Inglaterra decía “No vamos a negociar mientras haya argentinos ocupando las islas” mientras que los argentinos decían “no vamos a negociar bajo presión de que nos aparezca aquí una flota”. Lo que sucedía era que los barcos venían con la intención de concretar la “super” base militar que es lo que sucede actualmente y que controla el Atlántico sur , mas allá del petróleo, del agua dulce y de la pesca.

 

- M.D.: Cuánto tiempo estuvieron?

 

- R.E.: A Malvinas cruzamos el 26 de abril y estuvimos gran parte del equipo hasta el 14 de junio , y en mi caso particular me tocó estar hasta el 14 de Julio con ocho integrantes de mi grupo ya que quedamos apresados un mes en cinco campos de prisioneros. En ese tiempo adelgacé 10 kgs. Para que tengas una idea el consumo de agua era de dos dedos por día. No era que no nos querían dar sino que debían procesar el agua de mar para transformarla en potable y poder tomarla, en cuanto a la alimentación había una sola comida diaria que consistía en una o dos albóndigas o una salchicha y una cucharada de arroz por ejemplo. Pudimos lograr cuando vino la Cruz Roja que nos dieran

una taza de café. A veces nos tocaba estar a la intemperie y otras en una casa donde prácticamente permanecíamos hacinados (300 personas). No había baños, ni camas….no había nada. También estuvimos dentro de una cámara frigorífica un tiempo.

 

- M.D.: de que forma contenía a los soldados en el día a día de la guerra?

 

- R.E.: pertenecíamos al área de comunicaciones, lo que significaba una actividad constante, por lo tanto no era necesaria una contención porque la tarea era de 24 horas y no teníamos tiempo de distraernos, y a ello le agregábamos la actividad de “guerra electrónica” : nos permitía hacer escucha del enemigo, interceptar e interferir en las comunicaciones. Con eso nos manteníamos ocupados tiempo completo. Para distraerlos organizábamos un cambio de actividad y lo hacíamos por ejemplo repartiendo el correo y dentro del grupo también estaban los que cocinaban, iban a buscar los víveres o acudían al hospital para ayudar con algún vehículo que teníamos para retirar armas de heridos o fallecidos y lo devolvíamos al frente o a la gente que le hacía falta porque las había perdido. Sin ir mas lejos, nos tocó estar a cargo de las comunicaciones en el combate de Darwin y estuvimos dos días si dormir pero era tal la tensión y el estrés tratando de ver de que forma uno podía contribuir para ayudar a la gente que estaba combatiendo en primera línea que nos llevó dos días a full.

 

- M.E.: Que nos puede decir con respecto a la versión que circulaba en los medios en cuanto a la falta de alimentos para los soldados?

 

- R.E.: No se trataba de falta de alimentos sino que había que comprender que no todo llegaba porque los transportes eran derribados en el camino o por una sencilla cuestión técnica: los cocineros se desplazaban por el campo de combate con las cocinitas que funcionaban a carbón o leña. Esa fuente de calor era detectada por los radares del enemigo sin definir el objeto, pero ellos suponían que era un cañón que se desplazaba y resultaba blanco de ataque directo y el pobre cocinero iba esquivando como podía (si lo lograba). Otro punto importante a comprender es que los aviones que transportaban alimentos desde el continente hacia las islas volaban a pocos metros sobre el mar para evitar los radares y en varias oportunidades eran necesarios para trasladar armas pesadas (cañones por ejemplo) y en un avión entra solamente un cañón. Y el tema era que había que priorizar los elementos de traslado acordes a las necesidades mayores. A veces había que trasladar soldados, porque se debía reemplazar a los heridos. En síntesis, se comía en la medida en que quienes la distribuían pudieran llegar. Como podrás ver es una cosa bastante compleja como para que un diario lo analice en 50 líneas.

 

- M.D.: cuál fue la actitud de los soldados frente a la rendición?

 

- R.E.: la actitud nunca dejó de ser la de seguir el combate. Pero nos llega la orden de dejar de combatir. Nosotros nos replegamos y fuimos rompiendo todas las posiciones y ya era lo último que nos quedaba para pelear “cuerpo a cuerpo”, o algo parecido con el enemigo. Allí es donde se recibió la orden de que el combate había llegado a su punto final.. De mi parte el único pensamiento que vino a mi cabeza fue analizar que estábamos todos vivos. Esa fue la primera reflexión: “hasta acá llegamos y estamos todos vivos”. La segunda reflexión fuecomo sigue esto”. Porque hay un tiempo. Pasadas las horas mi preocupación era que mi gente coma ya que habíamos estado combatiendo dos días seguidos y la alimentación era de suma importancia. Entonces organizamos el grupo en fracciones para conseguir comida en lugares donde sabíamos que había. Y ahí si que existen varias anécdotas con los ingleses. Cuando salíamos a buscar víveres nos cruzamos con ellos, el trato era muy bueno con los soldados, nos saludábamos y estábamos nosotros con nuestro armamento y ellos con el suyo. Y no hubo ningún tipo de incidente. Esa era la actitud correcta que corresponde a los soldados profesionales. Recuerdo que en una oportunidad fuimos a buscar alimentos a un lugar donde lo teníamos guardado cuando de repente entran tres soldados ingleses. Y sabés que hicieron los ingleses a nuestros soldados? Se arrimaron, les dijeron que se cruzaran el fusil en la espalda, les hicieron poner los brazos en posición de canasta y les cargaron mas víveres. Lo mismo hicieron ellos y salieron ambos hasta nuestra posición. Esa es la otra cara de la guerra. Para nosotros fue la primera experiencia y esperábamos lógicamente el tiro por la espalda pero esto no fue así. Y estas cosas no fueron contadas por ningún medio, sin embargo existieron. Entonces el tema era ver como continuaba esto. Fuimos al primer campo de prisioneros donde teníamos nuestras cosas, era un galpón donde esquilaban ovejas y allí nos amontonaron. En ese momento se estaba negociando si volvíamos con armamentos o no, porque los ingleses pretendían la rendición incondicional y el gobierno argentino señalaba que no se aceptaba bajo esa condición. Así que se establecieron condiciones: los soldados entregaron el armamento mientras que los oficiales los quedamos con las pistolas ya después nos dividieron en grupos por “importancia” (según el trabajo que desempañábamos) e imaginate que la gente de comunicaciones era muy importante para ellos desde el punto de vista del interrogatorio pero sabiendo eso nosotros les cambiamos la especialidad a los soldados atribuyéndoles diversos oficios (zapateros, cocineros, etc) y resultaba como que teníamos toda gente de servicios en el grupo. Yo no pude zafar porque estaba en una lista donde figuraba mi especialidad entonces ahí me separaron, me dijeron -“Ah usted es muy importante y no va a ir en un bote: nos puede llevar en helicóptero”- y esa “importancia” hizo que estuviera treinta días más en calidad de prisionero. Pero el resto del grupo, que eran ocho, y estaban en la mismas condiciones , los alentábamos para llevar adelante una etapa a la que nunca fuimos entrenados y que era el interrogatorio. Nos dimos fuerzas, los británicos cometieron errores como por ejemplo ponernos juntos en lugares donde nos interrogaban, entonces nosotros nos mirábamos, nos hacíamos señas e íbamos controlando la situación. Eso nos alentaba porque podíamos ver que el otro estaba bien, entero, no se les daba ningún tipo de información. Eso provocó muchos enojos de parte de los ingleses y se ponían muy nerviosos, porque no podían armar su rol de combate

 

- M.D.: hubo maltrato físico o psíquico por parte de ellos hacia ustedes?

 

- R.E.: En mi caso hubo maltrato verbal pero nunca físico. Si me consta que ha pasado con otros compañeros pero era maltrato con fuerte presión psicológica. No olvidemos que ellos son expertos en manejar campos de prisioneros y en métodos de presión. En nuestro caso pudimos controlar la situación por su error de ponernos juntos.

 

M.D.: Como fue variando el estado de ánimo de los soldados durante el proceso de la guerra?

 

- R.E.: El estado de ánimo general siempre fue muy bueno. Festejamos los cumpleaños y cuanto motivo surgía. Siempre tratábamos de crear algo, alguna comida que pudiéramos inventar. Cada uno colaboraba con voluntad e iniciativa. Permanentemente tratábamos de superar una valla. Y eso logró que el grupo se constituyera en un verdadero equipo y eso dejó al descubierto cualidades en los otros que desconocíamos y eso hacía que nos complementáramos, porque por ejemplo cuando al que le tocaba estar de guardia le gustaba tomar jugo otro del equipo trataba de conseguirlo sabiendo que eso era una herramienta que lo reconfortaba y alentaba las fuerzas. Eslabón por eslabón hicimos una cadena indivisible que sigue vigente hasta el día de hoy. En todo momento nos apoyábamos haciendo bromas, contando chistes, e inclusive en el momento de los bombardeos contábamos los silbidos de los disparos y tratábamos de adivinar en que dirección se dirigían. Siempre estuvimos con el ánimo bien arriba porque estábamos convencidos que el dar la vida por la patria era tarea del otro, el enemigo, por la patria de el.

 

- M.D.: En la actualidad la Argentina marcó como uno de los temas principales en su agenda el tema de Malvinas. Cree posible (mas allá de nuestro ferviente

deseo) que en un futuro cercano nuestra bandera flamee sobre el archipiélago?

 

- R.E.: Bueno, esta respuesta te la doy como ciudadano, mas allá de lo que viví anteriormente, lo cual no involucra lo que hicimos. En lo personal creo que es muy importante que el gobierno siga con lo que está establecido en la Constitución Nacional, que no vayan a bajar la guardia, que sigan mediante el trazado de un plan estratégico para llegar al fin del camino. Pero es fundamental entender

que en una negociación no se puede ser absoluto. Yo entiendo como ciudadano - y aunque me duela como soldado – que si hay que sentarse a negociar, pues se deberá hacer. Para que el negocio resulte positivo es necesario que ambas partes estén dispuestas a ceder en algo y a esta causa tarde o temprano hay que encontrarle una solución porque no podemos vivir enemistados con una potencia que es occidental y tiene intereses de relacionarse comercialmente con nuestro país.

 

-M.E.: Como plantearía el tema de la soberanía de las Islas a la juventud actual?

 

- R.E.: Creando conciencia mediante una educación auténtica que ayude a la Juventud a comprender la historia y que no sea tendenciosamente política. Lo que tienen que valorar es que hay una vieja causa y no quedarse con la idea de que la recuperación fue la decisión de un general que “aprovechó el momento porque se le caía el gobierno”. No. Hay que analizar todo lo que había alrededor. Gran Bretaña tenía intereses y fueron ellos quienes vieron oportuno el momento, sumado la presión de Chile sobre Argentina por el conflicto de la Antártica. Fue un tiempo donde se conjugaron varias cuestiones que detonaron en lo sucedido. Si bien hay muchos que piensan que esto fue un hecho negativo que nos hizo retroceder en el tiempo, personalmente opino todo lo contrario.

Este problema lleva 149 años. Invito a quién pueda demostrarme un sologobierno de todos los que pasaron por nuestro país, que se haya plantado ante el mundo para demostrar que no estamos dormidos, y van a ver que hubo períodos en que no han mandado ni una esquela. No digo que ésta haya sido la forma correcta pero el objetivo , repito, no era combatir sino lograr la recuperación por medio del sometimiento de los ingleses y volver. El logro de Argentina en este caso fue haber enfrentado militarmente a la OTAN y a Estados Unidos. Los últimos aviones que vimos tenían la estrella norteamericana. Ya no tenían mas aviones “Sea Harrier” porque estaban todos perforados. En números, Inglaterra, EE.UU. y la OTAN perdieron , porque una guerra también se mide por bajas y por números y económicamente a Gran Bretaña le dio menos diez. Hoy las cosas han cambiado, los actores son otros, las presiones son distintas, estamos en un muy buen estado democrático y en condiciones de planificar una muy buena acción para tratar de recuperar las islas. Es fundamental que todo esto esté acompañado en un marco de educación y responsabilidad excluyendo toda tendencia ideológica y contando lo que realmente pasó y cuales fueron las causas reales. Explicarle a la juventud la causa desde la geopolítica. Y hay algo que quiero contar que aún no pude: si esta operación no se hacía dentro de los ciento cincuenta años – esto se hizo a los ciento cuarenta y nueve – por una vieja norma internacional de ocupación del siglo XIX – época de conquista de tierras - que decía que un territorio pasado ese período de tiempo y no habiéndose realizado reclamo alguno, perdía todo derecho a hacerlo. Por lo menos debía tener un gesto de intención de soberanía, y nosotros ese gesto lo tuvimos en la Operación Rosario: “voy y vuelvo”.

 

- M.D.: recuerda alguna anécdota en particular que nos pueda contar?

 

- R.E.: en realidad fueron varias pero la mas importante es la que deja al descubierto lo que representa nuestro símbolo, nuestra bandera para nosotros.

Cuando una fracción de soldados termina con su misión porque tuvo que replegarse, en forma ordenada y va cumpliendo todos los pasos que la doctrina dicta el último que le queda es su bandera. Es la última razón de dar la vida por la patria. Antes lo estuviste haciendo por el territorio. Ahora solo te queda por el “trapo”. En este caso, nosotros veníamos con la bandera, y en el repliegue que hicimos adoptamos una posición muy difícil. Estaba nevando y dijimos : “vamos a quemar la bandera”. Era una decisión más que difícil por la cultura que uno tiene desde la escuela primaria con respecto a los símbolos patrios. Entonces, llegar a decir en una instancia final “vamos a quemarla” era la peor medida que se tomó a nivel grupo pero fue lo que se nos puso en la cabeza antes de entregarla y estábamos a 90 metros de lo que iba a ser el combate final. Para cualquier ejército, mas allá del símbolo que representa la bandera es lo más importante. De los regimientos ingleses que nos atacaron en Malvinas hubo dos que desfilaron sin sus estandartes - como sanción - porque los perdieron aquí durante las invasiones inglesas. Llevó unos cuántos días conseguir un poco de leña para armar el fuego. Comenzamos quemando primero la funda de la bandera, porque nos resistíamos pasar a la bandera mas allá de la decisión. Hasta que llegó el jefe y dijo: “la bandera no se quema”,se queda o muere con nosotros”. Así que elegimos un miembro del grupo, oficial, el cual tomó la bandera, la envolvió en su cuerpo, la cubrió con todo su equipo y la llevaba como parte del alma del grupo. Podrás imaginarte que todos estábamos pendientes de su cuidado y protección. No podía pasarle nada. Y nadie entendía porqué cuidábamos tanto a una persona. Fuimos pasando todas las etapas del estar prisioneros y a el no lo pudimos hacer zafar con una profesión diferente para que se lo lleven al continente así que quedó con nosotros y lo teníamos cerca. Era nuestro secreto, el de los ocho que estábamos juntos y representaba a nuestro abanderado por lo tanto si se lo llevaban a otro lugar teníamos que tomar una serie de medidas para rescatarlo, pero nos dejaron juntos. Nosotros ni nos bañábamos (porque no había agua) y fuimos pasando por diferentes lugares hasta que en u momento nos pasaron de un campo de prisioneros a un buque cárcel y nos hicieron desnudar y dejar la ropa a un lado, mientras ellos revisaban todo para ver si encontraban algún arma y fue allí donde encuentran la bandera. Los siete restantes del grupoe stábamos atentos a ver que pasaba, y es más, teníamos escondido una pistola y un fusíl, que estaban en poder de otro grupo que habían pasado con los cabos prisioneros. Estábamos dispuestos a cometer un desastre, pero por supuesto también encontraron las armas. Obviamente ven la bandera, lo detectan pero rápidamente logra llamar a un miembro de la Cruz Roja que pasaba justo por allí y nuestro soldado le plantea el tema de la bandera porque el inglés en seguida quiso tomarla, pero entre el desconocimiento del soldado británico y no sabemos que “milagro”, el de la Cruz Roja logra convencerlo para que le devolviese la bandera, logrando así pasarla con nosotros.

Después nos quedaron otros dos controles pero este fue el lugar mas crítico. La anécdota es la convicción por el amor a nuestra bandera y la negociación con el miembro de la Cruz Roja .

En la actualidad la gran mayoría de nuestro grupo nos encontramos en la plaza del pueblo de San Andrés de Giles (donde habita un solo veterano) los 1º de abril para rendir homenaje a nuestros caídos, donde la comunidad participa y comparte el sentimiento y la esperanza de recuperar nuestra soberanía.

Es evidente que el libro de nuestra historia reciente recién comienza a escribirse. Cada etapa política que atraviesa un país actúa como protagonista exclusivo de hechos que traspasan las ideologías y reflejan más allá de nuestras fronteras. Las luchas ya no son cuerpo a cuerpo, pero

aún estando lejos seguimos padeciendo los efectos de las etapas de las conquistas de territorios.

Estos testimonios nos dejan muy en claro que los intereses tanto externos como internos, hacen que la sociedad no pueda distinguir muchas veces entre realidad y “realismo”.,siendo una traba

para la educación auténtica, la formación de conciencia y la decisión de un pueblo que tiene todo el derecho, como dicta nuestra Constitución Nacional de saber de que se trata.

 

Mónica E. D’Assisi

Periodista


http://www.PPRdigital.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas