Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 12:39 -

  • 19.5º

19.5°

El tiempo en Buenos Aires

CULTURA

8 de marzo de 2019

LA MUJER EN EL ANTIGUO EGIPTO

Historia del antiguo Egipto Por Fernando Bujedo Villalba

Introducción

A la hora de hablar sobre el papel de la mujer en el antiguo Egipto, debemos tener en cuenta que hablamos de una civilización que se extendió durante 3.000 años. Durante ese tiempo, la condición socioeconómica de la mujer no cambió demasiado. Si bien, como hemos visto hablando del tema de la familia, la mujer se podía divorciar y disponer de herencias y de su dote, la realidad es que los grandes puestos administrativos y otras funciones fuera de la vida doméstica o de servicio estaban vedadas para ellas.

Esposa de Mereruka tocando el arpa. Tumba de Saqqara. Reinado de Teti

Esposa de Mereruka tocando el arpa. Tumba de Saqqara. Reinado de Teti

 

Contexto temporal de la sociedad egipcia

Sin embargo, hay que ponerse en el contexto temporal y espacial. No podemos olvidar que otras sociedades como las mesopotámicas, la griega o la hebrea también compartían estos valores. La prueba de ello la podemos ver en el libro de los Proverbios y el Eclesiastés de la Biblia. Asimismo, en el Génesis se culpa a la mujer del Pecado original, y en el capítulo 39 aparece la perfecta muestra de la hembra como manipuladora, seductora y vengativa en la figura de la esposa de Putifar, alto funcionario egipcio, que intenta seducir a José. En la literatura griega, Pandora cumple una función similar a Eva. Es la responsable de la entrada del mal y del sufrimiento en el mundo. (Hesíodo, “Los trabajos y los días”, pp. 90-95).

Uno de los roles más frecuentes de la mujer en el antiguo Egipto era el que se ve en esta pintura de músicos y bailarinas de la XVIII dinastía

Uno de los roles más frecuentes de la mujer en el antiguo Egipto era el que se ve en esta pintura de músicos y bailarinas de la XVIII dinastía

La mujer en la literatura sapiencial

En Egipto, esta visión es mostrada en la literatura sapiencial de Ptahotep, ministro de la V dinastía, donde escribe tanto un pensamiento “misógino” con estas palabras:

las mujeres han sido la perdición de miles de hombres. Sus bellos cuerpos hechizan, pero después de un breve instante de felicidad, pierden su atractivo: un momento de placer y, luego, la muerte como remate“, como otro más cariñoso o amatorio pero siempre dentro del contexto general: “cuando alcances una posición desahogada, cásate y ama a tu mujer más que al mundo entero. Dale alimento en abundancia y bonitos vestidos […] úntala con tus perfumes embalsamados y hazla feliz hasta la muerte. La mujer es un buen campo para su dueño, pero hay que saberlo cultivar“.

Busto de Nefertiti, museo Neues, Berlín

Busto de Nefertiti, museo Neues, Berlín

Roles de la mujer en el antiguo Egipto

Por otro lado, incluso teniendo en cuenta que las mujeres de estamentos superiores no pueden ser comparadas con las de los inferiores, la instrucción de la mujer era casi nula. En la familia real podía darse alguna instrucción, pero incluso entre las familias ricas las mujeres eran analfabetas. Sólo cinco princesas llegaron a reinar: Neferusobek (1777-17773 a.C.), Hatshepsut (1479-1457 a.C.), Tausert(1188-1186  a.C .), Nefertiti (alrededor de 1340 a.C.) y Cleopatra (51-30 a.C.) e incluso no está del todo claro en este último caso. Por otro lado, los expertos discuten si hubo algunos casos más pero se pueden contar con los dedos de las manos, y todo eso durante tres mil años.

Visto esto, a la mujer lo único que le quedaba eran las tareas domésticas, trabajar como servicio, en la producción de alimentos, en la creación textil y como objeto sexual. El arte muestra estos quehaceres, sobre todo como bailarinas, doncellas y camareras desnudas desde la adolescencia. Jurídicamente, sabemos que las mujeres podían administrar el patrimonio del esposo fallecido, como dijimos en el anterior artículo. En el Imperio Medio, la identidad se transmitía por línea materna y sabemos que en algunos nomos las herencias se transferían de igual manera. A pesar de ello, se sabe que en las casas había zonas de gineceos, y los asuntos y reuniones masculinas estaban prohibidas para ellas.

 

Bailarina en danza acrobática. XIX dinastía. Museo Egipcio Turín.

Bailarina en danza acrobática. XIX dinastía. Museo Egipcio Turín.

La mujer en la decoración funeraria

Todo esto tiene su representación en la decoración de tumbas. La mujer tiene un papel importante al lado del esposo, pero es éste el que tiene la preponderancia en la escena. Escenas de ofrendas, de tema amatorio o simplemente de compañía nos dan códigos y claves para entender el papel femenino en la sociedad.

El color con el que se representa a hombres y mujeres da una pista de ello. La fémina es pintada de amarillo y el hombre de rojo, dado que éste pasaba más horas al Sol, trabajando en el exterior. Si bien la mujer en el antiguo Egipto no tenía la libertad del hombre en cuanto a movimientos, hay épocas en las que tuvo más que en otras, como se lee en un texto de Ramsés III. “Yo hice posible que la mujer de Egipto siguiera su camino, que sus viajes se extendieran hasta donde ella quería, sin que ninguna persona la asaltase en la ruta“.

Estatua de una mujer portando ofrendas. 2020 a.C. Tumba 280 de Tebas. Museo metropolitano de arte de Nueva York

Estatua de una mujer portando ofrendas. 2020 a.C. Tumba 280 de Tebas. Museo metropolitano de arte de Nueva York

La mujer en la poesía y la música

La poesía amatoria fue muy importante durante toda la Historia egipcia. Destacó sobre todo en el ambiente palacial y de la corte, en las familias ricas y allá donde se pudieran contratar los servicios de músicos como arpistas, flautistas, poetas que componían, bailarinas y actores que escenificaban. En este tipo de poesías, la amada es llamada “hermana”, ya que en la familia real estuvo la costumbre de las bodas entre hermanos para mantener la estirpe regia.

Los arqueólogos y arqueomusicólogos han logrado recomponer o, por lo menos, hacer una posible reconstrucción tanto de los instrumentos como de la métrica y del sonido de estas canciones y poemas cantadas por la mujer en el antiguo Egipto. Sus estudios demuestran que la sensibilidad amatoria está en una de las civilizaciones más antiguas de la Tierra. Y esto a pesar del contexto de la preponderancia masculina en las instituciones de Poder y del Estado.

Hatshepsut siendo coronada faraón por el dios Amón (obelisco de Karnak)

Hatshepsut siendo coronada faraón por el dios Amón (obelisco de Karnak)

Las canciones y poemas más famosas son las que compusieron durante el Imperio Nuevo. No extraña este dato, pues fue el período que dio a reinas como Nefertiti y Hatshepsut. Para terminar, en el siguiente vídeo podemos ver una posible reconstrucción de una canción basada en uno de esos poemas: https://www.youtube.com/watch?v=ntnBuQAvFjA

Artículo escrito por Fernando Bujedo Villalba, licenciado en Historia.


       Fernando Bujedo Villalba es licenciado en Historia por la Universidad de Málaga (2009-2013) y “Máster en patrimonio histórico y literario” por la misma universidad (2016-2017). Trabaja de arqueólogo de urgencia en distintas obras urbanas y periurbanas. Su periodo de investigación es la Historia Antigua, concretamente la clásica y las culturas euroasiáticas como las chinas, indias y partas, así como la llamada “Ruta de la Seda”.

http://www.historiaeweb.com 

COMPARTIR: