ECONOMÍA

22 de febrero de 2019

El impacto inflacionario en los medicamentos esenciales y productos de consumo básico utilizado por las personas mayores 2015-2019

Para el año 2019 las proyecciones del INDEC indican que 6.983.377 habitantes de nuestro país son personas de 60 años y más (15,5%), siendo 43% varones y 57% mujeres. Es decir, la calidad de vida de los adultos mayores afecta a buena parte de nuestra sociedad de manera directa y al resto, indirectamente.
@agenciatimon

Luego de tres años transcurridos de la gestión del actual gobierno resulta cada vez más evidente la situación de retroceso y deterioro de las condiciones de vida de las personas mayores, quienes día a día ven disminuir el poder adquisitivo de sus jubilaciones, lo que afecta notablemente su capacidad de compra de bienes de consumo básicos. Sin lugar a dudas, en el marco de este contexto desfavorable, la problemática en torno a los medicamentos adquiere mayor relevancia. En este sentido, al mismo tiempo que PAMI recorta sus prestaciones y disminuye la cobertura de medicamentos, se registra una tendencia preocupante de incremento sostenido de los precios de venta de los mismos.

Evolución de los precios de los medicamentos

Existen diversos estudios que alarman sobre el incremento sostenido de los precios de los medicamentos. Esta situación se agrava y resulta aún más preocupante si se centra la mirada en aquellos medicamentos que son consumidos con frecuencia por las personas mayores.

Adicionalmente, se ha llevado adelante la finalización de la moratoria previsional reemplazada por una pensión universal de los adultos mayores (PUAM) de menor cuantía (80% de la jubilación mínima), imponiendo por ley la disminución de la movilidad jubilatoria, e implementando la reducción de la cantidad y calidad de alimentos en la canasta del programa ProBienestar.

La jubilación mínima actual, desde diciembre de 2018, asciende a $ 9.309, mientras que entre marzo y septiembre de 2015 el importe de la misma alcanzaba los $ 3.821, es decir, que el aumento del periodo mayo de 2015 a diciembre de 2018 suma 143,6%. Sin embargo, la inflación de los medicamentos para ese mismo periodo ascendió a 244,3%, llegando algunos medicamentos esenciales a superar el 540%.

El precio de los medicamentos se encuentra influenciado por el precio de ciertos insumos extranjeros. En virtud de ello, y con el fin de distinguir el impacto de la reciente devaluación, que llevó el dólar de $32 a cerca de $40 entre abril y agosto de 2018, se procedió a comparar los precios de los medicamentos en el último mes, comparando los valores de enero con los de diciembre. En promedio los precios de los 50 principales medicamentos aumentaron 2,8% en sólo un mes (enero 2019), mientras que el promedio de los 10 que más aumentaron en el mismo periodo alcanza el 4,4%, entre los que cabe destacar aumentos de hasta un 6,7%.

Estos aumentos se agravan dada la modificación de la Resolución N° 005 de PAMI, que agrega condiciones extremadamente extraordinarias (tener ingresos inferiores a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliado a un sistema de medicina pre-paga, no ser propietario de más de un inmueble, no poseer un vehículo de menos de 10 años de antigüedad, no poseer aeronaves o embarcaciones de lujo) para poder acceder al subsidio del 100% de cobertura en medicamentos, lo que se traduce en 6 una disminución del acceso de jubilados/as a esta prestación.

Principales problemas de salud de las personas mayores y aumentos de precios de medicamentos asociados en Argentina

Las enfermedades crónicas no transmisibles son responsables del 85% de todas las muertes en el mundo. De los 57 millones de defunciones que se produjeron en el año 2008, 36 millones (63%) se debieron a enfermedades crónicas no transmisibles y se espera que para el año 2030 las muertes por esta causa ascenderán a 55 millones a nivel mundial. Se prevé que el número anual de muertes debidas a enfermedades cardiovasculares aumente de 17 millones en 2008 a 25 millones en 2030, y que las debidas al cáncer asciendan de 7,6 millones a 13 millones (OMS 2012). En referencia a la región Latinoamericana y Caribeña (Cuba, Uruguay, Chile y Argentina), se observa que en los países con transición demográfica avanzada las muertes por enfermedades crónico-degenerativas ascendió al 80% (CEPAL 2012).

En Argentina en el año 2009 (Informe de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación) el 44% de las defunciones de personas de 60 años y más correspondieron al aparato circulatorio, el 26% a tumores y el 21% a enfermedades del sistema respiratorio. Solo el 5,5% de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias.

Al quitar el PAMI y el Remediar, la limitación de la entrega gratuita de medicamentos puso en grave riesgo no solo la salud de las personas mayores, sino también la calidad de vida de aquellas que presentan patologías crónicas. Sin tratamiento oportuno se generan discapacidades y aumentan la fragilidad y la dependencia de las personas mayores. Es por todo esto que la accesibilidad a la medicación crónica resulta primordial para no solo disminuir la mortalidad sino también para promover la calidad de vida en la vejez disminuyendo el impacto de las discapacidades generadas por la falta de tratamiento oportuno. El cuidado de la salud para estas patologías hoy resulta sumamente costoso. Citamos algunos ejemplos:

Medicamentos para Patologías Cardiovasculares

  • El Acenocumarol (Sintrom), anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) en personas que padecen arritmias cardiacas, incrementó su valor en un 540,78%.
  • El Atenolol, fármaco de primera elección dentro del grupo de los 7 Betabloqueantes para el tratamiento de hipertensión arterial, taquicardias y otras enfermedades cardiovasculares presentó un incremento del 518,10%.
  • La Furosemida (Lasix) -diurético de masa utilizado en el tratamiento de insuficiencia cardíaca congestiva o hipertensión, que en general acompaña a otros medicamentos- aumentó un 324,09%.
  • El Carbedilol (Dilatrend), antihipertensivo de primera línea aumentó un 195,17%.

Medicamentos para Patologías Respiratorias

  • La fluticasona+salmeterol (Seretide) aumentó su precio en un 314,13%, siendo hoy su valor actual de $1.859,21. Los tratamientos para personas asmáticas o con Enfermedades Obstructivas Crónicas (EPOC) se han visto fuertemente encarecidos. Es importante considerar que el EPOC representan el 13% de las defunciones por enfermedades respiratorias.
  • La Amoxicilina (Optamox) tal vez el antibiótico de amplio espectro más utilizado sufrió un aumento casi del 114,61%.

Para el análisis de los aumentos sufridos por los medicamentos por unidad se debe sumar que la mayoría de las personas de 60 años y más consumen en promedio entre 4-8 medicamentos, lo que hace inevitable el impacto negativo en su economía y por ende en su salud. Esta situación es sumamente preocupante, no sólo porque la imposibilidad del acceso a los medicamentos aumenta la mortalidad, sino porque además aumentan la morbilidad de patologías que generan dependencia y discapacidad, como lo es la concurrencia de un ACV con hemiplejía, consecuencia de la falta de un tratamiento antihipertensivo adecuado y oportuno. La situación de salud que atraviesan las personas mayores hoy es grave. Según datos de ANSES del 2016, el 52% de las personas de 60 años y más cobra una jubilación o pensión menor a la mínima o igual a la mínima, con lo cual se hace inviable poder financiar con recursos propios el aumento en los precios de los medicamentos. En suma, la calidad de vida de toda población mayor se ve muy afectada y los peligros del aumento de morbimortalidad son inminentes

Conclusiones

  • Para el año 2018 las proyecciones de INDEC indican que 6.983.377 habitantes de nuestro país son personas de 60 años y más (15,54%), siendo 43% varones y 57% mujeres. Es decir, la calidad de vida de los adultos mayores representa una porción significativa de nuestra población.
  • La inflación de los medicamentos del 2015 al 2019 aumentó un 244,33%, y algunos medicamentos esenciales se incrementaron más del 540%. En contraste, la jubilación mínima actual es de $ 9.309 y en el 2015 la primera movilidad anual la llevó a un importe de $3.821, siendo el aumento del periodo mayo 2015 a diciembre de 2018 de un 143,63%.
  • Si se considera el año 2018, en promedio los precios de los 50 principales medicamentos aumentaron 53,24%, ubicándose por encima de la inflación anual que cerró en 47,6% de acuerdo al INDEC.
  • Solamente en el mes de enero de 2019, en promedio los precios de los 50 principales medicamentos aumentaron 2,84%. El promedio de los 10 medicamentos que más aumentaron en el mismo periodo alcanza el 4,37%, entre los que cabe destacar aumentos de hasta un 6,7%.
  • Estos aumentos se agravan dada la modificación de la Resolución N° 005 de PAMI, que agrega condiciones extremadamente extraordinarias (tener ingresos inferiores a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliado a un sistema de medicina pre-paga, no ser propietario de más de un inmueble, no poseer un vehículo de menos de 10 años de antigüedad, no poseer aeronaves o embarcaciones de lujo) para poder acceder al subsidio del 100% de cobertura en medicamentos, lo que se traduce en una disminución del acceso de jubilados/as a esta prestación.
  • En Argentina en el año 2009 (Informe de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación) el 44% de las defunciones de personas de 60 años y más correspondieron al aparato circulatorio, el 26% a tumores y el 21% a enfermedades del sistema respiratorio. Solo el 5,5% de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias.
  • Esta situación es crítica si se consideran los muy relevantes aumentos 19 de medicamentos para patologías específicas. Por ejemplo: El medicamento para patologías cardiovasculares Acenocumarol (Sintrom), es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) en personas que padecen arritmias cardiacas, e incrementó su valor en un 540,78%. El medicamento para Patologías Respiratorias, fluticasona+salmeterol (Seretide) aumentó su precio en un 314,13%, siendo hoy su valor actual de $1.859,21. Los tratamientos para personas asmáticas o con Enfermedades Obstructivas Crónicas (EPOC) se han visto fuertemente encarecidos. Es importante considerar que el EPOC representan el 13% de las defunciones por enfermedades respiratorias. El medicamento para Patologías Osteoarticulares, Etoricoxib (Arcoxia) es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza para el dolor crónico de patologías osteoarticulares como artrosis y artritis reumatoidea. Tuvo un incremento del 296,5%.

FUENTE: Centro de Economía Política Argentina, Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria, Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores.


http://www.agenciatimon.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas