Por Luis Mendoza

lmendoza@cronica.com.ar

Con impuestos a la renta financiera y al juego, y también restableciendo retenciones a la megaminería, el justicialismo, acompañado por otros bloques de ambas Cámaras del Congreso, confía en sancionar antes de fin de año la Ley de Emergencia Social, que apunta a atender "las necesidades más inmediatas de los que menos tienen".


Así lo expresó a "Crónica" el senador nacional Juan Manuel Abal Medina, entusiasmado por el consenso que va reuniendo la iniciativa que presentó junto a su colega Teresita Luna, del bloque PJ-Frente para la Victoria.


- ¿De qué se trata la Ley de Emergencia Social?
- Apunta a atender la necesidad más inmediata de los que menos tienen. Como todos sabemos, la Argentina en estos meses ha agravado los problemas que tenía. Sin discutir las cifras, sabemos que hoy hay más pobres.


- ¿Cómo se concretaría?
- Con un aumento de emergencia a la Asignación Universal por Hijo y por embarazo y, en paralelo a esto, queremos darle rango de ley al programa "Argentina, ingreso con trabajo", para que se vayan generando más puestos de trabajo en la economía popular, con un salario social complementario.


- ¿Cómo se financia?
-Básicamente con una tasa, un canon específico al juego, a cada una de las más de 100.000 maquinitas tragamonedas que hay en la Argentina, a cada una de las llamadas "mesas secas" de ruleta, un impuesto a los bingos, o sea, un gran impuesto al juego como uno de los componentes. También gravando la renta financiera y la tercera pata es volver a poner las retenciones a la megaminería.


- ¿Cómo está el peronismo bonaerense?
- Nuestro partido está en crisis, más aún por venir de una derrota en el plano nacional y sobre todo porque perdimos en nuestra propia provincia, por lo cual tenemos que encarar un proceso de renovación de cara al desafío electoral del año próximo.


- ¿Y usted qué va a hacer?
- Voy a participar de esa discusión. Yo vengo trabajando en los últimos meses con el Movimiento Evita, porque me parece que vincula un fuerte compromiso social con dirigentes políticos que discuten y debaten.


- ¿Se cae el chip de la boleta electrónica?
- Estamos de acuerdo con incorporar tecnologías, pero queremos también brindarle seguridades al ciudadano. Tenemos que tener muy claro que nuestro voto no puede ser detectado o hackeado por nadie. Por eso nos parece que impresión electrónica, más recuento manual, garantiza ambas cosas.


- ¿Cuál es la agenda para ese debate?
El martes vienen el ministro Rogelio Frigerio y el secretario Adrián Pérez a exponer. Luego lo harán los apoderados de los partidos políticos, la Cámara Nacional Electoral y, finalmente, los expertos de la ciencia política y de la informática. Después tomaremos una decisión.