De acuerdo al proyecto, la auditoría abarcaría tanto a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández como al de Mauricio Macri y la encargada de realizarla sería una comisión bicameral del Congreso.

La iniciativa va en línea con el reclamo hecho por la ex presidenta de auditar toda la obra pública y no sólo la de la provincia de Santa Cruz, por la que fue imputada judicialmente a raíz de las adjudicaciones al empresario de la construcción Lázaro Báez.