La organización sindical, que lidera Enrique Maigua, inició de manera “sorpresiva” la medida de fuerza a las 17.40 y la mantuvo hasta pasadas las 19.30, por lo que los servicios estuvieron “totalmente interrumpidos”, indicó esta tarde la empresa Metrovías en un comunicado de prensa.

Sindicalistas y empresarios se reunieron este jueves en el Ministerio de Trabajo en procura de zanjar el conflicto generado por el reclamo gremial de “modificaciones” en la jornada laboral de los trabajadores, aunque no pudieron alcanzar un acuerdo.

Los sindicalistas y la empresa ya convinieron que el personal señalero trabaje seis horas en lugar de las actuales siete.

Sin embargo, el fracaso de las negociaciones y el paro sorpresivo de hoy se fundamentó en “la ausencia total de acuerdo” respecto de “la retroactividad con la que se aplicarían esos cambios”.
Los señaleros demandan que la firma -a cargo de la línea Urquiza- abone a la totalidad de los empleados una suma de dinero en concepto de retroactividad por una hora trabajada “de más” por día desde el 1° de enero último, lo que fue rechazado por Metrovías.

El personal cumple hoy siete horas de labor diarias; ya acordó con la compañía reducirlas a seis, pero las partes no logran un acuerdo respecto del pago de esa retroactividad exigida.
"Por ahora, la empresa no está en condiciones de abonar una hora por día desde el 1° de enero último”, puntualizó Metrovías.

La compañía denunció que los empleados “dieron de baja las señales al iniciar la protesta”, lo que significó e implicó que dos formaciones “quedasen varadas entre estaciones, con la consiguiente imposibilidad de los usuarios de descender”.
Esas formaciones, según la empresa, quedaron varadas entre las estaciones Bosch y Coronado y Barrufaldi y Lasalle, si bien los pasajeros fueron “contenidos y evacuados” por “seguridad”.

La empresa calificó el paro sorpresivo como “salvaje”, en tanto fuentes gremiales aseguraron que Metrovías dilata “una solución”.
Sindicalistas y empresarios convinieron en su momento la conformación de una mesa de diálogo para resolver la controversia, pero aún no pudieron alcanzar un acuerdo definitivo.

Los pasajeros, siempre pagan

Miles de personas quedaron varados por la interrupción del servicio y se generó un caos entre las protestas. En el video, las quejas.