Lunes 27 de Septiembre de 2021

  • 15.2º

15.2°

Nublado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLITICA

15 de mayo de 2018

Se necesita una profunda reforma estructural

En el marco de las elecciones del próximo miércoles, Walter Huggias, candidato a presidir el Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús, cuenta sus proyectos en una entrevista exclusiva con Crónica.

Por Jorge Cicuttin 
@jorgecicu 

Una institución de espaldas a lo académico, que no defiende como debe a sus profesionales, en definitiva, cerrada y sin vínculos con la sociedad. Así señala las fallas de la actual conducción del Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús, el doctor Walter Mario Huggias, quien se presentará en las elecciones de este miércoles 16 como candidato a presidir esa institución.

 

"Nuestra lista se llama Unión para el Cambio y no es casualidad el nombre. Se necesita una profunda reforma estructural en este Colegio, que incluya lo académico, lo institucional, lo deportivo, su vínculo con la sociedad", asegura a este medio Huggias, quien ya estuvo en la conducción del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, institución de la cual se desprendió el de Avellaneda y Lanús, al crearse este distrito judicial.

 

"El Colegio de Abogados -señala Huggias- cumple un rol fundamental, no solo por la administración de la matrícula y la formación de los profesionales, sino por la defensa de los  abogados frente al ejercicio de la defensa de los ciudadanos cuando están actuado frente al poder".

 

-¿Cómo es eso?

-Es un elemento central no muchas veces conocido. El Colegio tiene la Comisión de la Defensa de la Defensa. Uno de los graves problemas del Colegio actual es que se ha desentendido completamente de la defensa de los colegas. Muchas veces los abogados

tienen una obstrucción en su tarea de defender a sus clientes, sufren por la lentitud, por enfrentarse a grandes corporaciones, en distintas oportunidades necesita ese abogado ese respaldo del Colegio cuando no se le permite acceder a copias, a documentos, se le dificulta el acceso de testigos a los tribunales, entonces actúa esta comisión que es la defensa del defensor, del defensor de los ciudadanos.

 

-¿Ahora no está ocurriendo?

-No solo no está ocurriendo, ni siquiera conozco quién es el presidente de la Comisión de Defensa de la Defensa. No conozco al presidente de la Comisión de Incumbencias Profesionales, por ejemplo, otra área muy importante. En estos días nuestros abogados no se sienten respaldados, entre otras cosas, cuando compiten en los concursos dentro del Poder Judicial.

 

-De ganar, ¿qué es lo primero que tendrían que hacer como nueva conducción?

-Yo soy la punta visible de un equipo de trabajo que incluye a muchas agrupaciones muy prestigiosas, y esto lo digo porque hay un aspecto fundamental de nuestra lista: llegué a la candidatura siendo plural y abierto. Tenemos que trabajar de cara a la comunidad, y para lograr esto en una institución de profesionales tenemos que tener un criterio de muchísima apertura, de muchísima vinculación con la sociedad, todo lo opuesto a lo que ha hecho el Colegio actual. Lo conduce gente respetable, pero vinculada a ciertos sectores ideológicos y nada más. En 2014 fuimos todos juntos en una lista de unidad, pero en 2016 hubo un fuerte desprendimiento, porque que uno no sea plural termina teniendo incidencia en todo.

Amplitud en la mirada de lo que hay que ocuparse y pluralidad en la toma decisiones es lo que proponen ustedes.

Exactamente. Tener una mirada abogadil y gremial, no nos interesa de dónde viene la gente ni cuál es su formación ideológica partidaria, para lo gremial estamos todos juntos y hermanados. Luchamos por una mejor acceso a la justicia, su rapidez, porque en un juicio largo perdemos todos, además estamos de espaldas al Colegio de Lomas de Zamora, lo cual es un gran error. Podemos y debemos trabajar juntos en áreas como la formación académica. La actual conducción está en una oposición absoluta, lo que es inexplicable e incomprensible.

COMPARTIR: