El encuentro decisivo del gobierno nacional con la CGT tendrá como marco una nueva protesta de los trabajadores bancarios, que durante este martes y miércoles realizarán protestas que resentirán la atención al público. El gremio La Bancaria reafirmó su decisión de mantener asambleas durante las tres últimas horas de atención al público. El pedido es la reapertura de paritarias, tras un acuerdo que rozó el 30% (33% en abril).

"La ley 14.250 y el Acuerdo Salarial para la actividad financiera establecen claramente que a pedido de una de las partes debe ser convocada la paritaria. El gobierno y los bancos deben cumplir la ley, garantizando esa instancia de diálogo institucional y tripartito. Exigimos seguridad jurídica", aseguraron los trabajadores en un comunicado.

El titular del gremio, Sergio Palazzo, se mostró en los últimos meses como uno de los más duros en el reclamo contra el gobierno nacional por la agenda gremial. Desde el primer minuto, reclamó un paro general de la CGT contra Mauricio Macri, algo que aparece cada vez más lejos. "La inflación ha superado nuestro acuerdo salarial", declaró Palazzo, conductor además del núcleo de gremios denominado La Corriente Federal, quien agregó que desde su sector "pedimos la reapertura de paritarias por la vía formal, pero todavía no fuimos convocados".


Escalando


El sindicato, en primera instancia, había parado por dos horas, pero a principios de octubre decidieron extender la medida de fuerza y concretarla de 12 a 15 ante el rechazo de las cámaras respecto de reabrir la discusión salarial.

Además de las medidas, los gremialistas aseguran que, de no recibir respuestas por parte del sector, podrían organizar un paro total el viernes 28 de octubre.