INTERNACIONALES

25 de marzo de 2018

Martín Vizcarra agarró un hierro caliente en Perú

Asumió el nuevo presidente y prometió llevar el país por el “camino correcto”.

Las incógnitas en torno a quién iba a asumir la presidencia en Perú se esfumaron no bien regresó al país Martín Vizcarra, primer vicepresidente del renunciado Pedro Pablo Kuczynski. Sin dudarlo, aceptó el desafío y se hizo cargo del hierro caliente que le dejaron.

“Tengo la certeza de que podemos transformar este difícil momento en el nacimiento de una nueva etapa política donde lo primero sea el Perú. Quiero transmitirles la enorme fe, el compromiso y el entusiasmo con el cual desarrollaremos esta gran tarea”, expresó el ingeniero, de 55 años, quien hasta que explotó el gobierno de Kuczynski se desempeñaba como embajador en Canadá.

Tras recibir el Gran Collar de la Orden El Sol de Perú y la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Gran Cruz Especial, el flamante mandatario aseguró que tiene claro “lo que hay que hacer y cómo hacerlo”. “Tengo la firmeza, apertura al diálogo y la determinación para conducir el país por el camino correcto. Propongo a ustedes, congresistas, y ante todos los peruanos de cualquier ideología y credo, un pacto social que nos comprometa a fin de luchar sin distingo alguno contra la corrupción e impulsar el desarrollo”, dijo.

En ese marco, se refirió al conflicto político que atraviesa el país: “La Justicia deberá actuar con independencia, responsabilidad y celeridad, pero al mismo tiempo lo sucedido debe marcar el punto final de una política de odio y confrontación que sólo ha perjudicado al país”.

Renuncia

Mientras Kuczynski amenazaba con retirar su renuncia si el Congreso no la aceptaba tal cual había sido presentada, el Palacio Legislativo aprobó la dimisión del mandatario que había asumido en julio de 2016. Durante la sesión, los legisladores emitieron un documento en el que aceptaron la salida, pero con la aclaración de que “deploran y rechazan” los términos de la carta enviada por el ex jefe de Estado. La declaración, además, asegura que Kuczynski incurrió en hechos por los que cayó en “incapacidad moral”.

Día clave para Kuczynski

Haber dejado la presidencia no implica que se hayan acabado los problemas para Pedro Pablo Kuczynski. La Justicia peruana va a analizar hoy el pedido para que se le prohíba la salida del país. Investigado por los pagos realizados por la constructora brasileña Odebrecht por asesorías, un tribunal analizará la solicitud de la fiscalía, que entendió que las explicaciones del ahora ex mandatario sobre su participación en esos vínculos no fueron convincentes.

Es que Kuczynski dijo no saber de dónde habían llegado los tres millones de dólares que recibieron su empresa, Westfield Capital, y First Capital, de su socio Gerardo Sepúlveda, cuando fue ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Alejandro Toledo.Por eso, el ex mandatario es investigado por el delito de lavado de activos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas