Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar

El diputado nacional y ex ministro de Economía Axel Kicillof alertó sobre presiones de sectores exportadores para que haya una nueva devaluación del peso antes de fin de año y rechazó las proyecciones de la economía que hizo el gobierno en el Presupuesto 2017.

En diálogo con Crónica, el legislador del Frente para la Victoria dijo que las políticas implementadas por el gobierno de Mauricio Macri "se parecen a los años ‘90".

-¿Cómo viene el tratamiento del Presupuesto?

-Hay muchos cuestionamientos tal como llegó. En primer lugar, por la desatención de la cuestión federal. La importante recesión económica de este año está reduciendo fondos para todas las jurisdicciones.

-¿Está de acuerdo con las proyecciones de la economía para el próximo año?

-El gobierno de Macri empezó el año diciendo que Argentina iba a crecer el 1% y lo que hoy tiene que reconocer es una caída del 1,5% para este año. También había dicho que la inflación iba a ser del 20 o 25% y hoy están reconociendo que será del 42 o 43%.

-¿Qué cree que pasará con la inflación en 2017?

-Ellos dicen que la desaceleración está basada en la apertura de la economía, o sea con la entrada de importaciones a precios bajos.

Pero el gobierno confía en la llegada de inversiones... La gente no tiene guita, no puede comprar, ¿entonces qué inversión va a venir? ¿Para venderle a quién?

-¿Cree que hay presiones para una nueva devaluación?

-Hay ciertos sectores exportadores industriales, como (Cristiano) Ratazzi o las exportadoras de granos, que están pidiendo una nueva y fuerte devaluación antes de fin de año o a principios del año que viene. El punto anti-inflacionario del gobierno es planchar el tipo de cambio, pero hay muchas presiones para que devalúen. Mi temor es que el programa esté basado en abrir la economía, congelar el dólar y bajar los salarios.

¿Pero eso no apunta a bajar la inflación?

-Es una receta efectiva para eso, pero a costa de generar un deterioro de las condiciones sociales, con caídas salariales y desempleo. Y, por supuesto, desindustrialización. Me hace acordar mucho a los programas de los ‘90, porque la convertibilidad fue eso.

-¿Qué opina del tema Ganancias?

-Fue una de las tantas promesas electorales incumplidas. El gobierno consiguió votos prometiendo sacar el impuesto a las Ganancias, pero eso no ocurrió.

-¿Coincide con Cristina Kirchner en que Massa no es el enemigo?

-Una de las cosas que dijo Cristina y en la que coincido completamente es que, para los dirigentes políticos, la principal preocupación tiene que ser la situación que están atravesando enormes sectores de nuestra sociedad, que están siendo golpeados por el tarifazo, la devaluación, la inflación, los alquileres cada vez más altos, el aumento del boleto del subte y colectivo. Esas tienen que ser nuestras principales preocupaciones. Si los dirigentes de la oposición trabajan en ese sentido, van a estar junto a nosotros.