NOTAS RELACIONADAS

Por Gabriel Calisto
gcalisto@cronica.com.ar

Acompañada por varios exponentes del kirchnerismo “duro”, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner visitó la Villa 31 de Retiro donde fue entrevistada en vivo por el canal comunitario Urbana TV, y después habló para unos 500 militantes reunidos al pie de un escenario. Allí fue colocada una pantalla gigante para que la concurrencia (activistas de La Cámpora, Nuevo Encuentro y Tupac Amaru) pudiera seguir el reportaje que se estaba desarrollando en el recién inaugurado estudio “Néstor Kirchner” del canal local.

En la entrevisata, CFK hizo un repaso autoelogioso de sus dos gobiernos y cargó duro contra lo que llamó “violencia ideológica” de la gestión de Mauricio Macri. Hizo hincapié en el robo a la periodista Cinthya García y a un incidente similar en las oficinas del ex secretario de Comercio Guillermo Moreno.

“No deben seguir ocurriendo estos hechos”, afirmó, señalando que “con la misma celeridad con que se identificó y detuvo a quienes amenazaron al presidente Macri, se debe identificar y detender a los autores de estos robos”. También recordó el “intento de asesinato” de militantes de Nuevo Encuentro, en marzo pasado, cuando “un francotirador” disparó desde un edificio vecino al local donde transcurría una reunión.

“Nuestro gobierno llevó la libertad de expresión y la democracia al límite”, sostuvo la ex mandataria.

En otro pasaje de la entrevista, a propósito de que el estudio de televisión estrenado lleva el nombre de su fallecido marido, el ex presidente Néstor Kirchner, su viuda dijo que “ojalá todos los gobiernos tuvieran muchas cosas con su nombre, porque eso significaría que han hecho muchas cosas buenas para el país”.

En otro parte de su exposición, evaluó que “los programas liberales cierran con flexibilización laboral y desocupación, porque así bajan el costo salarial”.

Cristina asimismo destacó el funcionamiento del “primer canal de televisión villero”, remarcando que “tiene licencia conseguida por concurso en el marco de nuestra Ley de Medios”. Sobre este tema, llamó a analizar “cómo se opera en la cabeza de la gente”, lo cual representa “una forma de violencia verbal, sutil”. Pidió que “no dejen que se los convenza de que lo que han conseguido son lujos, porque en realidad son derechos”.

Terminada la entrevista, la ex mandataria volvió al automóvil blanco en que había arribado, el cual la trasladó al lugar de la concentración. Allí, la esperaban connotados personajes de su gestión, como el diputado Andrés Larroque, el ex titular de Aerolíneas, Mariano Recalde, junto a su padre, el diputado Héctor Recalde; también estuvieron el diputado Gustavo De Petri y la ex legisladora porteña Gabriela Cerruti, entre otros.

Desde el escenario, CFK ponderó “la organización, la lucha y la perseverancia de la Villa 31, que es un emblema desde los años 70”. Advirtió que “si cada uno de ustedes no es capaz de defender las cosas que ha logrado, entonces nadie lo va a hacer; nadie les ha regalado nada, sino que eran sus derechos”.