El asesinato se produjo en una riña sin que luego las autoridades acordonaran ni neutralizaran la zona. Sin embargo, llamó inmediatamente la atención en una Europa conmocionada por los atentados de Barcelona y Cambril, que reivindicó el Estado Islámico (EI) y por el apuñalamiento que, apenas dos horas antes, se había producido en la plaza céntrica de la ciudad finesa de Turku.

"Se produjo un homicidio en Elbelfeld (un bario de Wuppertal). Hay un hombre muerto y otro herido. Los sospechosos han huido", afirmó la policía en un mensaje a la red Twitter.

El asesinato tuvo lugar cerca de la estación central de trenes de la ciudad. El Westdeutsche Zeitung agregó que el enfrentamiento tuvo lugar en una peluquería.

Los medios informaron que la policía está investigando los edificios linderos, mientras servicios especiales de la policía están analizando la escena del crimen.

El incidente se produjo a las 17 hora local (12 hora argentina), dos horas después de otro apuñalamiento,  que tuvo lugar en el centro de la ciudad de Turku, Finlandia.

El ataque en Finlandia tuvo un saldo de dos muertos y ocho heridos, incluido el atacante. Los heridos, inicialmente nueve, fueron trasladados al hospital central universitario de Turku, donde uno murió después. Tres se encuentran en terapia intensiva, informaron los medios locales.

La cancillería argentina repudia los ataques

El Gobierno repudió y condenó los hechos de violencia que tuvieron lugar en Alemania y en Finlandia, expresó su solidaridad con las tres víctimas mortales y los heridos, y ofreció apoyo a los gobiernos de los países afectados.

 "La Cancillería argentina se encuentra en permanente contacto con su personal diplomático en ambos países, y sigue de cerca a través del consulado en Barcelona las derivaciones y secuelas de los brutales ataques terroristas ocurridos ayer", se informó en un parte de prensa oficial.