El gobernador Miguel Lifschitz dió una respuesta al reclamo de un grupo de familiares de las víctimas, que desde hace dos años demanda la expropiación del terreno en la calle Salta 2141 donde se produjo la peor tragedia de la historia rosarina.

"Queremos que Salta 2141 no sea un espacio vacío, queremos que sea un lugar con vida", dijo Lifschitz. Por esta razón el gobierno provincial piensa convocar a un concurso de ideas nacional para construir en el predio un establecimiento "dedicado al arte y la música, y también un lugar especialmente destinado a la memoria y el recuerdo de las víctimas" dijo un vocero.

Para eso, el Ejecutivo enviará el lunes un proyecto de expropiación a la Legislatura, que tendrá "un rápido tratamiento porque va generar un fácil consenso", dijo el informante.

El gobernador se reunió con los familiares de las víctimas para ponerlos en conocimiento de la iniciativa, encuentro al que se sucedieron otros contactos con funcionarios de Cultura e Infraestructura

El gobierno piensa en trasladar al terreno de Salta 2141 el profesorado provincial de música, aunque "eso quedará supeditado al concurso nacional de ideas que se va a convocar", señalaron fuentes oficiales.

Marcela Nisoria, integrante del grupo de familiares de víctimas de la tragedia dijo que "nosotros celebramos la iniciativa, lo tomamos bien, nos decían que la idea era hacer la escuela de música y que pudiera convivir con el memoria de calle Salta, teníamos la intención de que sólo sea el memorial y no un nuevo edificio, pero igual lo aceptamos”.

Nisoria aseguró que no esperaban el planteo de la expropiación “porque el anterior gobernador, Antonio Bonfatti nos había dicho que sí y después nos dijo que no”. 

El anuncio de Lifschitz llega un día antes de que familiares de las víctimas realicen, mañana a partir de las 9.15, un acto de homenaje a los 22 fallecidos en la explosión del 6 de agosto de 2013.