La decisión fue tomada por la sala II del tribunal de apelaciones, que cuestionó al juez de primera instancia, Sebastián Casanello, por la falta de fundamentación en una resolución en la que no hizo lugar a medidas de prueba solicitadas por los imputados Víctor Stinfale y Walter Santángelo.

"El Juez no hizo lugar a la producción de ciertos testimonios e informes requeridos, tácitamente pues ninguna consideración concreta formuló para sustentar su rechazo y la distinción efectuada con otros requerimientos que sí fueron receptados”, remarcaron los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah

La defensa del abogado Stinfale ya había logrado, en marzo, que esta Cámara dispusiera el apartamiento del fiscal del caso, Federico Delgado, algo que Casanello había rechazado y que, según fuentes judiciales, no era apelable. 

En la causa conocida como Time Warp fueron procesados empresarios vinculados con la realización de la fiesta electrónica, pero también funcionarios porteños y agentes de seguridad que debieron velar por su buen desenvolvimiento.

Con el apartamiento del juez Casanello, la causa deberá ser enviada nuevamente a sorteo para que le sea designada otro magistrado. 

En lo que va del expediente Casanello procesó a los organizadores del evento, a algunos de los proveedores y a los de los cinco funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires acusados de haber incumplido sus deberes de funcionarios públicos por no garantizar el buen desarrollo del evento, entre otros. 

El magistrado procesó al presidente de la firma Energy Group, Santangelo, y a su par de la empresa Multiticket, Facundo González, a quienes vinculó con la creación de un ambiente propicio para el comercio de drogas.

Stinfale, como apoderado de la firma Energy Group, fue uno de los primeros procesados por el caso e incluso estuvo en prisión preventiva hasta que la Cámara Federal porteña ordenó liberarlo en julio del año pasado.