NOTAS RELACIONADAS

  • Con los ojos del mundo encima, Venezuela vota la Asamblea Constituyente

  • Elección sangrienta en Venezuela: 15 muertos

  • Gobierno argentino no reconocerá los resultados en Venezuela

  • Embajada argentina blindada por crisis en Venezuela

Los dos presos más emblemáticos de la oposición venezolana, que guardaban arresto domiciliario, fueron detenidos la madrugada del martes tras sus fervientes llamados a no votar la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que se instalará el miércoles y regirá a Venezuela por tiempo indefinido. 

Leopoldo López (46) y Antonio Ledezma (62) fueron detenidos por agentes del servicio de inteligencia (Sebin), indicaron sus familiares en Twitter, que dijeron desconocer la cárcel donde fueron trasladados e hicieron responsable Maduro de la vida de ambos. 

En la detención del opositor alcalde Caracas, Ledezma, se ve como lo arrancan de su casa, en pijama, mientras una mujer grita, desesperada: "¡Dictadura! ¡Dictadura!" y "¡Se están llevando a Ledezma, se están llevando a Ledezma!".

La Unión Europea condenó los arrestos como un “paso en la dirección errónea”. 
Los dos líderes habían instado en los últimos días a no votar en la elección del pasado domingo de la Asamblea Constituyente convocada por Maduro, comicio que transcurrió en medio de manifestaciones violentas que dejaron una decena de muertos, elevando a 120 los fallecidos desde que iniciaron las protestas opositoras hace cuatro meses. 

Para el miércoles, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una marcha en Caracas para denunciar la “ilegitimidad” de la Constituyente, criterio que apoya una decena de países, entre ellos Estados Unidos, España, Argentina, México y Colombia. 

La coalición opositora consideró un fraude el resultado oficial de ocho millones de votantes (un 42,5% del padrón electoral), en tanto que Maduro lo calificó de “triunfo histórico".  

“Poder absoluto”
‘En las próximas horas la Asamblea Nacional Constituyente empezará a ejercer su poder absoluto, plenipotenciario”, dijo Maduro, a quien Washington impuso sanciones financieras y jurídicas, tras acusarlo de “dictador” por llevar adelante esa iniciativa.