Se trata de Amanda Nasser, de 31 años, quien en las últimas horas compareció en el Tribunal de Louisa, Estados Unidos, y se declaró culpable de los 18 cargos de los que está acusada, incluyendo cuatro cargos por tomar libertades indecentes contra el menor y siete cargos por solicitar sexo a través de medios electrónicos a su alumno.

Los investigadores dicen que Nasser, que era una intérprete de lenguaje de señas para un estudiante en la preparatorio de Louisa, y un estudiante de primer año de otra secundaria, tuvo una relación inapropiada con el joven de 15 años entre el 18 y el 26 de septiembre de 2016, fecha en la que fue detenida.

"Durante los chats sexualmente explícitos, Nasser incluso envió fotos de sí misma al menor, y solicitó sexo del menor en varias ocasiones" por lo que fue hasta su casa y mantuvo relaciones en la camioneta del padre del alumno, dijo la Procuraduría de la Commonwealth, tras escuchar a la mujer y previo al juicio, el cual está programado para el próximo 2 de octubre, en donde podrían darle como mínimo 7 años de prisión y hasta 230.

Por último, el fiscal de la causa Rusty McGuire, calificó a la profesora como una “peligrosa depredadora” y espera que este caso deje un precedente claro: “si usted abusó de un menor en el condado de Louisa, sufrirá las consecuencias”, sostuvo Mc Guire.