"Secuestramos material que tenemos que ver con la división de Inteligencia Criminal de Paraná, que posee los elementos para analizar soportes DVD y VHS”, explicó Cedrés, quien agregó que durante la tarde harán “otro allanamiento en otra propiedad del acusado”.

La fiscal apuntó que “se desconoce el contenido de los videos, que son más de 100”.

"También secuestramos fotografías. En este caso lo que se necesita es el relato de las personas que se sientan víctimas o afectadas por la toma de la muestra fotográfica, no la foto en sí misma”, agregó y detalló que “todavía no se radicó ninguna denuncia formal” contra el acusado.

La justicia de Entre Ríos había comenzado a investigar de oficio esta mañana a un importante abogado de esa ciudad, por lo que a partir de las 11 y hasta las primeras horas de la tarde se hizo el operativo para encontrar pruebas sobre los presuntos abusos que habría cometido contra unos 2.000 menores, tal como publicó en una investigación exclusiva la revista entrerriana Análisis Digital.

Consultado el fiscal general de Gualeguaychú, Lisandro Beherán, aseguró que “se dispuso la formación de una causa de oficio y se ordenó como primera medida solicitar al juez de garantías un registro domiciliario de los lugares mencionados en la nota”.

Bajo el título “La doble vida del abogado”, la revista publicó una nota del periodista Daniel Enz, quien, luego de un año y medio de investigación, contó lo que era un secreto a voces en Gualeguaychú: que el conocido abogado y ex candidato a gobernador por la Ucedé organizaba fiestas en su casa en las que abusaba de menores de edad.

"Los cálculos más moderados indican que, por lo menos, corrompió a más de 2.000 adolescentes de entre 15 y 16 años, entre 1970 y más allá del 2010. Les pasaba videos pornográficos, los masturbaba, les practicaba sexo oral y se hacía penetrar o colocar elementos importantes en su ano en encuentros semanales en su casa”, sostiene Enz en su artículo.

En los últimos años, Enz fue autor de varias notas de investigación sobre abuso de menores y narcotráfico, que dieron lugar a causas judiciales en Entre Ríos.    
Apenas conocida la nota, el fiscal Beherán ordenó abrir una investigación y pidió el allanamiento de las propiedades del acusado: “El registro es para dar con el material que se menciona en la nota periodística”, sostuvo.

Beherán precisó que “por el momento no existe ninguna denuncia de ninguna persona, padres o menores. Esto es todo muy reciente, no he hablado con nadie. Tampoco nadie me dijo que iba a radicar una denuncia”

Además de abogado, el sujeto es un conocido historiador y referente de los carnavales de Gualeguaychú, los más importantes del país. Eso le habría dado un contacto privilegiado con chicos de bajos recursos que habrían participado de los preparativos para esas fiestas. Durante varios años también fue el presidente  de los Concursos de Carrozas Estudiantiles.

De acuerdo con la investigación periodística, los fines de semana el abogado invitaba a los jóvenes a sus casas, ya que además de su domicilio particular -donde vivió con su madre hasta que ella murió- también tenía su oficina y una quinta.

Precisamente, el primer allanamiento comenzó a las 11 en su estudio de la calle Mitre, ubicado a 20 metros de la policía departamental y a dos cuadras de los tribunales de la ciudad.

"Dos mil es el mínimo de víctimas -dijo Enz a Télam- porque tomo, en un cálculo mínimo, un chico por fin de semana durante 40 años. Eso da 2.212. Abusaba por fin de semana de 8, 10 o 15 chicos. Entendemos que es el doble o más la cantidad de chicos afectados”.

Además, el periodista aseguró que “la investigación llevó mucho tiempo, porque la gente tiene miedo. Es un tipo de peso, está vinculado con muchos sectores. Hay una conmoción en la ciudad, pero nadie salió a defenderlo. Tengo mensajes del año pasado, los tengo guardados, son mensajes que le envió a varios pibes”, agregó.

Con la revista en la calle, Gualeguaychú quedó en medio de la polémica ya que los abusos parecían haberse convertido en parte del folclore de la ciudad. 

El abogado, quien suele pasear en moto junto a su caniche toy blanco, escribió varios libros sobre la historia de la ciudad y le gusta relatar anécdotas en un blog. Aparte de su estudio -donde la justicia secuestró varias filmaciones en VHS-, el abogado formó parte de la Corporación de Desarrollo, la comisión directiva del Colegio de Abogados y del Club Neptunia.

El artículo asegura que también “solía invitar a los integrantes juveniles del equipo de básquet y la Cooperativa Agrícola del Instituto Agrotécnico”.