Desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad se confirmó que alrededor de 400 conductores de Uber serán condenados por formar parte de un servicio que no cumple con las normas en vigencia.

Precisamente, Juan José Méndez, secretario del área señaló: “No tenemos ningún diálogo con la compañía. En la última conversación, le informamos que tenían que cesar el servicio, porque en las condiciones actuales están bajo un incumplimiento total de las normas, y que para brindar el servicio en la Ciudad de Buenos Aires había que cumplir con la normativa vigentes, como sí lo ha hecho Cabify.  Uber no paga impuestos y sigue estando en falta la licencia profesional, el vehículo habilitado, los seguros correspondientes. Estas son todas condiciones que Cabify -otra firma de similares características-, los taxistas y remises vienen cumpliendo bien. Nosotros estamos colaborando con la Justicia en todo lo que se nos requiere. Hay causas penales económicas, hay causas contravencionales de los distintos delitos en los que están incurriendo. De todas formas, estamos convencidos de que hay espacio para la innovación tecnológica. BA Taxi es el resultado de eso".

Consultado sobre si Uber había desconocido las decisiones del gobierno porteño, Méndez, agregó: les explicamos que existía una ley de taxis y una de remises. Ellos argumentaron su voluntad de querer cumplir las normas y, sin embargo, un día nos enteramos por los medios que se lanzaban sin cumplir con ninguna norma.

Eso hizo que tuviéramos que aplicarles el control y la fiscalización del transporte ilegal. No sólo están procesadas las autoridades de la empresa, sino que lamentablemente los conductores -mal informados o engañados por la compañía- terminan procesados.

Hoy entiendo que ya hay tres o cuatro conductores condenados, y en las próximas semanas habrá cerca de 400 conductores a los que también se les va a aplicar una condena. Tanto la presencia de Uber como Cabify se convirtieron en un dolor de cabeza para los propietarios de autos de alquiler.

El caso de Uber es de alguna manera una muestra de la impunidad con que se maneja la empresa. A pesar de que cientos de conductores van a ser condenados y desde el gobierno se reconoce la impunidad con que se manejan, igual siguen funcionando.