A pocos meses de definirse cómo quedará conformado el Poder Legislativo, el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, consideró que el sindicalismo debería "hacer un paro general antes de octubre" y cuestionó a la CGT por asumir "un rol pasivo" ante la gestión del gobierno de Mauricio Macri.

Esta semana el Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, definió el nuevo Salario Mínimo Vital y Móvil en 10.000 pesos. Para el jefe de los bancarios ese monto no debe "aumentar unilateralmente como lo hicieron".

En esta línea, cuestionó a "la CGT que planteó un salario mínimo de 15.000 pesos, acorde a la canasta de alimentos y el gobierno respondió, por primera vez en la historia, con un decreto para decidir unilateralmente una suba", planteó.

Si el gobierno "reconoce en índices oficiales que para no ser pobre se necesitan casi 14.000 pesos y deciden subirlo a 10.000 el año que viene, lo que hacen es consolidar la iniquidad y la pobreza", criticó Palazzo.

Del mismo modo que el dirigente de camioneros, Pablo Moyano, propuso una marcha para julio, el titular de la Asociación Bancaria propuso también la movilización social más el cese de actividades ya que considera que la CGT "hoy tiene un rol pasivo" frente al gobierno y le pidió que "retome el plan de lucha".

"El movimiento obrero tiene una responsabilidad histórica para que se frenen estas políticas de ajuste. No puede ser que ante las medidas del gobierno la CGT mire la situación tan tranquilamente", añadió.

En diálogo con radio FM La Patriada, sostuvo que "después de abril la conducción ha tenido un rol pasivo". Por eso, aseguró que hay que "hacer un paro general antes de octubre" y reclamó a los sindicatos que se unan para enfrentar las "políticas de ajuste de Macri".

El jueves último, el triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid adelantó que en la próxima reunión del Consejo Directivo se definirá cómo "reaccionamos" ante "la caída del empleo" y la necesidad de "incorporar un aumento de emergencia para los jubilados".

Otro de los triunviros cegetistas, el jefe del sindicato de alimentación, Rodolfo Daer, también exhortó a decidir en un "congreso" si los trabajadores tienen que expresarse contra las medidas de la administración de Mauricio Macri con "una gran movilización o un paro nacional".

A su vez, hace una semana, el subjefe del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que "varios sectores del sindicalismo están preparando una marcha importante para julio" y alertó que "si la CGT no adhiere, muchos gremios vamos a acompañar esa protesta". Moyano ya había planteado que "algo hay que hacer".