Por Florencia Golender
fgolender@cronica.com.ar

Un alarmante informe sobre la situación de los locales comerciales en el barrio porteño de Palermo Viejo puso nuevamente en el centro de la escena la caída sostenida del consumo interno que confirman tanto las medidoras privadas como el Indec. Al menos 40 locales están inactivos en esa zona, una problemática que se extiende por toda la zona metropolitana: se desplomaron las ventas y los pequeños y medianos empresarios no pueden enfrentar los gastos.

El combo es fatal para la muchos comercios que apostaron a diferentes rubros y hoy enfrentan la insistente merma del consumo, así como también un incremento exponencial de los gastos "fijos", entre los que se destacan el alquiler y los servicios energéticos.

En diálogo con "Crónica", el presidente de la Asociación Amigos del barrio de Palermo Viejo y adyacencias, Camilo Alan, aseguró que "no dan las cuentas, a la gente no le alcanza para consumir y nosotros no podemos pagar". Ocurre que, "incluso en momentos en los que se vende bien la mercadería, los negocios no pueden pagar sus gastos base".

De la observación de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) surge que en la zona outlet de la avenida Córdoba, ubicada entre los barrios porteños de Villa Crespo y Palermo, hay 38 locales inactivos, algunos están en venta, otros en alquiler o simplemente cerrados. En resumen, hay 4 locales vacíos por cuadra.

En los meses de marzo y abril se detectaron 305 locales sin actividad comercial en las áreas relevadas por la CAC. Si se compara con los resultados de enero y febrero, se confirmó una baja de 2,9% (por entonces, eran 314 los inactivos). La diferencia es aún mayor respecto al período marzo y abril de 2016 cuando los locales sin actividad eran 403, disminuyeron un 24,3%.

Algunas zonas mejoraron, como la avenida Corrientes (200-6800), Avellaneda (2800-3800) y Rivadavia (2000-2800; 4900-5400; 6300-7400; 11000-11600) la cantidad de locales sin actividad disminuyó de 94 a 69, de 13 a 10, y de 98 a 92, respectivamente. En la peatonal Florida, las avenidas Pueyrredón (0-1200), Cabildo (0-1800) y Santa Fe (700-5300), se registraron 20, 24, 18 y 45 locales inactivos, respectivamente, lo que representa un aumento en comparación con el bimestre anterior.

Pequeños y medianos
El último martes se celebró el Día Internacional de las Pymes en la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), donde se planteó el panorama del sector Comercio: "Las ventas minoristas caen desde hace 17 meses ininterrumpidamente. Cayeron 7% en 2016 y en los cinco primeros meses de 2017 acumulan una baja anual de 3,4%".

Además, "la demanda de las familias está reticente a recuperarse por la pérdida de poder de compra derivada de los mayores despidos, y la inflación", aseguraron a través de un comunicado.

Por su parte, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) invitó a varios comerciantes a su celebración, entre los que se encontraba Camilo Alan que compartió con este diario el ánimo de sus pares: "El malestar es tanto por la baja del consumo como por el incremento de los servicios y del costo del alquiler. La gran mayoría, casi el 90 por ciento, no tiene local propio y todos los meses debe pagar su renta. Hoy en avenida Córdoba, por ejemplo, se paga entre 30.000 y 50.000 pesos lo que diez años atrás valía 5.000 pesos".

Para afrontar los altos costos del alquiler, las expensas, los servicios y otros, los comerciantes utilizan todas las herramientas posibles para atraer clientes. Ofertas, descuentos, cuotas sin interés, "llevás dos, pagás uno", pero a pesar de los esfuerzos, la actividad no repunta en algunas zonas.

"Queremos que el gobierno nos acompañe, nos reciba y escuche nuestros planteos, pero necesitamos medidas concretas para sobrevivir porque sin ganancias mucho más no se puede aguantar. Te endeudás y, lo peor, terminás dejando a tus empleados a la calle", completó Alan.