Dos conductores alcoholizados provocaron un violento choque en cadena la mañana del domingo en la autopista Panamericana, a la altura de la localidad bonaerense de Martínez, por lo que unas cinco personas sufrieron heridas leves.

El accidente, que se registró a las 6:30, dejó cinco autos parcialmente destruidos sobre la calzada principal de la autopista, mano al norte, por lo que las autoridades tuvieron que interrumpir el tránsito dejando habilitado un solo carril durante cuatro horas.

Según indicaron fuentes policiales que trabajaron en el lugar, todo empezó cuando, presuntamente, el conductor de un Citroën C4 circulaba a alta velocidad en forma zigzagueante, perdiendo el control del coche, informa NA.

El C4 impactó desde atrás a un Seat Córdoba que circulaba dentro de los límites permitidos de velocidad y volcó sobre la calzada principal de la Panamericana, por lo que fue embestido por un Renault Clio 2 que no pudo esquivarlo.

Los peritos de la Policía Científica determinaron que el conductor del C4 tenía 2,24 gramos de alcohol en sangre (cinco veces más de lo permitido) y lo trasladaron al hospital de San Isidro con politraumatismos.

Pocos segundos después de ese choque, el conductor de un Ford Focus (que circulaba con cinco personas a bordo) bajó repentinamente la velocidad al pasar por el mismo lugar y el coche fue embestido por un Toyota Corolla. Las primeras investigaciones indicaban este domingo que el conductor del primero de los vehículos también habría dado positivo en el test del alcoholemia.

Otros dos autos también fueron afectados por los dos choques pero sus dueños se fueron del lugar antes de que llegara la Policía porque los coches sólo sufrieron abolladuras.

La Policía y personal de la empresa concesionaria de la Autopista trabajaron en el lugar y quitaron los coches cerca de  las 10, por lo que el tránsito se normalizó.