El fuego consumió una vivienda en la ciudad tucumana La Banda del Río Salí. La dueña de la casa había prendido algunas velas en la noche del martes y durante la madrugada una cayó sobre una cama y causó el incendio.

La víctima, Natalia Chazazeta, es madre soltera y tiene cuatro hijos menores de edad. Todos los días sale a vender tortillas para ganarse la vida y mantener su humilde hogar.

En mayo, la boleta de la luz le llegó con un importe de más de $ 3.300, que ella no pudo abonar. Por eso, a los pocos días la empresa de energía le cortó los suministros y la dejó sin electricidad, según consignó La Gaceta de Tucumán.

Producto de la falta de luz, Natalia decidió iluminar su casa con velas y mientras todos dormían, una de ellas cayó sobre la cama de una de las niñas e incendió la habitación.

"El fuego empezó a quemarle el pelo a la nena pero gracias a Dios pudieron apagarlo rápido. Es lo primero que hicieron sus hermanitos", informaron desde la Municipalidad de La Banda.

Las autoridades del municipio se hicieron cargo de la situación y se pusieron a disposición de la familia. "Se entregaron camas nuevas, colchones, frasadas, sábanas y comida. Además el intendente, Dario Monteros, les otorgó un subsidio para que paguen y la empresa reestablesca el servicio", comentó Gladys Villa, directora de Acción Social del municipio.