NOTAS RELACIONADAS

  • Sancor se acerca hacia el abismo

  • Sancor, cada vez más complicada

  • Continúa la huelga en Sancor

El presidente de SanCor, Gustavo Ferrero, recordó un préstamo que espera la compañía depende del acuerdo entre la industria, el gremio lácteo y el Gobierno, por lo que pidió una "reflexión" a los involucrados.

Ferrero recordó que "días atrás, junto a la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), se logró acordar con el Gobierno Nacional un plan de reestructuración que incluye un préstamo del Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR) y que permitirá recomponer la operatividad de la Cooperativa". 

"SanCor no puede resolver este punto por sí solo, por lo que rogamos a las partes involucradas que reflexionen y puedan llegar a una pronta solución", pidió el presidente. 

"Aspiramos a que esta situación se resuelva rápidamente, ya que se está afectando gravemente la actividad productiva y comercial", afirmó. 

"Somos una cooperativa que tiene 78 años de trayectoria en el país e integramos una cadena de valor que comprende a: 1.000 productores asociados, 4.000 empleados, 1.500 proveedores de insumos, bienes y servicios; 12 plantas industriales, 18 sucursales de venta, 300 transportistas, 200 distribuidores exclusivos y más de 80.000 comercios minoristas, que proveen desarrollo económico y social a numerosas poblaciones del país", recordó Ferrero.

"Reconocemos el esfuerzo de todos los actores involucrados y los invitamos a la reflexión en pos de encontrar soluciones inmediatas para garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo y el normal desempeño de todas las actividades", destacó.

Hoy Sancor enfrenta la situación más crítica de la crisis en la que esta sumida hace meses, con todas sus plantas paradas y reclamos de los trabajadores del gremio lácteo.


"Hay sectores industriales que quieren que Sancor desaparezca"

El secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), Héctor Ponce, advirtió que "hay sectores industriales que quieren que Sancor desaparezca".

"El propio centro de industria lechera, donde se nuclea al resto de las empresas, está estableciendo reglas de juego extorsivas que tienen a Sancor como rehén, y quieren que los trabajadores paguen el rescate", remarcó Ponce en declaraciones a Radio 10.

El dirigente gremial explicó que "hubo un ofrecimiento del Estado de u$s 450 millones, pero las cámaras empresarias pusieron como condición para que ese dinero llegara a Sancor que los trabajadores resignaran derechos adquiridos, flexibilizar el convenio y que no se discutan aumentos salariales este año".

"Esta petición es descabellada, inconstitucional e ilegal, nos piden que violemos la ley", argumentó el secretario general de Atilra y puntualizó que "los trabajadores de Sancor no son responsables de nada, la crisis de la empresa no fue generada por ellos".

Además, Ponce afirmó que los trabajadores de la cooperativa lechera propusieron que se les difiera en un 15% sus salarios por el término de seis meses y que, por el mismo lapso, se ha suspendido el pago de aportes por un total de $140 millones.

"Todos los trabajadores del sector lácteo viven esta situación crítica con mucha angustia en general y los de Sancor en particular”, dado que “cobraron solamente una parte del sueldo de febrero", agregó.

El representante de Atilra advirtió que "si no se le brinda este paliativo para ordenarla por seis meses, no solamente va a desaparecer una empresa insignia de la Argentina, sino que se van a ver afectados trabajadores en forma directa como indirecta".

"En este momento, camioneros están haciendo una medida de fuerza porque no cobran sus salarios"
, informó. "Ha existido siempre la posibilidad de ayudar a Sancor", aseguró Ponce, y aseveró que a la cooperativa "le están sacando el respirador artificial para que desaparezca".  

Por su parte, el secretario general de la seccional General Rodríguez de Atilra, Heber Ríos, precisó hoy en declaraciones a Radio del Plata que la situación de la cooperativa mantiene a "4.000 familias en estado de incertidumbre y desesperación, porque no saben cuál va a ser el destino de Sancor".

"Hoy la producción de Sancor está parada en todas sus plantas"
, remarcó Ríos, y advirtió que "un dato alarmante en el sector es que el consumo de leche cayó un 25% en Argentina".
 
"Hay empresas interesadas en Sancor, se habla de multinacionales como Lactis o Lala de Mexico", concluyó el dirigente de la seccional General Rodríguez. 

Paro de empleados de Sancor en planta de Gálvez, Santa Fe

Los empleados de Sancor de la ciudad de Gálvez iniciaron un paro por tiempo indeterminado en demanda de soluciones a la crisis que afecta a la cooperativa y por el no cierre de plantas y el despido de trabajadores.

Así lo resolvieron en el marco de una asamblea realizada ayer, en la que dispusieron que la medida de fuerza se llevara adelante "fuera del ámbito de la planta" para que -indicaron- no se los acuse de "sabotaje ni nada por el estilo".
 
"Hay gente trabajando en dos sectores. Esos sectores, si nosotros queremos cuidar nuestra planta, tienen que dejar todo en orden y limpio. Y el paro lo vamos a hacer fuera del ámbito de la planta, para que no se nos acuse de sabotaje y nada por el estilo"
, aseveró el delegado Eduardo Pitón.
 
De acuerdo con lo previsto, en el marco de la medida de fuerza, los trabajadores de la planta de Sancor de la localidad santafesina de Gálvez, productora de quesos, realizarán asambleas que podrían incluir, demás, el corte parcial de rutas.