Una gata salvó a su dueño, un hombre de 69 años que sufre severos problemas de salud, de morir cuando se incendió su casa situada en Lisboa 2930, de la ciudad de Rosario, al arañarlo hasta despertarlo de un profundo sueño. 

La vivienda se prendía fuego y "Loli", la gatita con la que vive Eduardo Tambasia desde hace 15 años, lo empezó a arañar para salvarle la vida.

Según recordó el hombre al medio local Cadena 3: "Yo tomo pastillas para dormir. La gata me arañaba, me saltaba y le dije dejate de joder. Abrí los ojos y estaba todo negro, no se veía nada. Atiné a buscar la ventana, rompí los vidrios y me tire a la calle para que me agarren los vecinos. Si no fuera porque el gato dormía al lado mío, me muero".

Eduardo agregó que es la segunda vez que el felino lo salva, debido a que en una ocasión se cayó por la escalera y no se podía levantar, entonces el animal "fue a avisarle a los vecinos".

Por último recordó: "Desde que la encontré en el parque, así de chiquitita, es la gata más mansa que hay: duerme conmigo, me sigue a hacer los mandados, la llamo y viene".

Detalles
El incendio se desató en la planta alta de la propiedad de Eduardo, quien esta obligado a realizarce diálisis tres veces por semana por un cáncer que le costó un riñón y tuvo diez operaciones en la rodilla derecha. 

“No entendía nada, hasta que di una bocanada y ahí caí en lo quÚ estaba pasando”, indicó el hombre al diario La Capital. 

Tras salir sano y salvo,el anciano volvió a ingesar para rescatar a su perro “Jalisco”, que es ciego y sordo, mientras que una segunda gata, llamada Minú, logró escapar por sus propios medios.

Hasta el momento los investigadores no pudieron determinar las causas del incendio, pero al parecer habría comenzado por un cortocircuito en una de las habitaciones.

Lamentablemente, las perdidas materiales fueron del 100 por ciento, situación que deja vulnerable al damnificado.