OPINION

11 de marzo de 2017

Cambiamos futuro por pasado

Por Aldo Carlos Alfieri

Después de doce años de gobierno con una fuerte impronta matriarcal y femenina en el cuidado de la población, Argentina rompe con el FMI y no le pide prestado ni un solo dolar; al mismo tiempo se le cobra 35% de impuestos a las corporaciones internacionales extractivistas que luego fueron destinas a gastos e inversión social.

Así mismo se observa la reacción del sistema financiero y de los paises centrales, con fuertes y permanentes intentos de destituir a CFK.

Cristina Fernándes de Kirchner termina su mandato y 700.000 personas se movilizan a la plaza de mayo a espresar su agradecimiento, pero ya ha gobernado ocho años , dos mandatos y no se puede presentar nuevamente.

Finalmente el sistema financiero internacional y los países centrales logran colocar un hombre en la presidencia de Argentina, en concordancia con lo que hacieron en Grecia o Italia.

Actualmente se eliminaron las retenciones a las corporaciones económicas extractivistas, se le pidieron 100.000 millones de dólares en un año al FMI ese dinero se utilizó para que las corporaciones giren el dinero sin restricciones a los países centrales, se produce una gran crisis económica, los movimientos sociales y políticos, junto con la industria entran en confrontación con el nuevo régimen.

En síntesis, estamos ahora definiendo si vamos a ser un pais autónomo y con estándares sociales altos, o una colonia, de todas formas esto mismo es la síntesis de toda la historia argentina.

Pero como la democracia está en proceso de maduración y mucha gente participa lo que dio lugar a diferentes y extendidas formas de participacion.

En este esquema las mujeres están teniendo una participación muy importante: 95% en el 8M. No se el numero exacto pero es evidente que el mundo femenino está ocupando un rol muy importante interfiriendo y hasta “complicando” las decisiones del poder económico mundial que se resiste a la igualdad de género.

Aún así, y más allá de los intentos de dominación el pueblo no olvida y aunque las politicas neoliberales encabezadas por Cambiemos intenten instalar el concepto de “populismo”, la realidad existente deja en claro que un pueblo con memoria puede tropezar , pero se levanta y lucha por lo logrado-

Y muy poco importa el artículo que antecede al concepto de “Presidente”.

El pueblo pide a gritos cambiar futuro por pasado, pero por un pasado de apenas una década ganada.

“La memoria es el alma de nuestras raíces” . MED


 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas