NOTAS RELACIONADAS

  • Hay dos focos de incendio activos en La Pampa, uno de ellos iniciado en San Luis

Seis focos de incendio originados el lunes por la noche, producto de los rayos durante las tormentas eléctricas registradas en La Pampa, avanzan en el sureste de la provincia y obligan al corte de la ruta 154, mientras que este martes se conformó un centro de operaciones para mejorar el combate de las llamas en la provincia y se despliegan acciones para evitar el fuego en Mendoza y combatirlo en Neuquén.

El director nacional del Plan Nacional de Manejo de Fuego, Guillermo Barisone, informó que la mitad de los eventos, -desarrollados en el cruce de las rutas 35 y 154 y en las zonas de El Mangrullo y Abramo- se encuentran activos, mientras que la otra mitad -localizados en el cruce de las rutas 12 y 11, y en las zonas de Cuchillo Co y El Mangrullo- fueron contenidos.

"La tormenta de ayer por la noche, lejos de aliviar el panorama, reactivó algunos focos. Además, el viento es tan intenso que hay focos que cambian de lugar en apenas media hora”, aseguró el director nacional, quien está trabajando en la zona desde este lunes.

Más temprano, el Director de Defensa Civil de La Pampa, Luis Clara, expresó que ninguno de los incendios comprometió el casco urbano de las localidades cercanas y que las llamas habían alcanzado las banquinas de la ruta 35, que une la ciudad bonaerense de Bahía Blanca con Córdoba, lo que obligó a cortarla por precaución ante la baja visibilidad.

"Bomberos voluntarios, brigadistas de La Pampa y del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) trabajan para circunscribirlos y evitar su avance, pese a las altas temperaturas y el fuerte viento que empeoran el cuadro”, aseguró Clara.

El funcionario provincial dijo que los fuegos se desarrollaban “en las localidades de Hucal, Unanue y Perú; en El Durazno apareció otro hace pocas horas y había dos columnas en Telén donde ya fueron bomberos a verificar la situación”.

Mientras tanto, este martes se conformó un centro de operaciones con sede en Santa Rosa integrado por el SNMF, Defensa Civil provincial y la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad para mejorar el combate de los incendios forestales en la provincia.

"Fue una directiva que salió del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo, que decidió junto con Nación reforzar el combate de las llamas en la provincia a través de un comando de emergencia que permita unificar recursos, estrategias y habilidades, y tener un solo idioma en el pedido de materiales”, explicó Barisone.

El equipo está apoyado por tres camiones, cuatro camionetas 4x4 y dos helicópteros del SNMF, aunque ya no por los aviones hidrantes que sí asistieron a la zona durante los momentos más críticos de los incendios, que quemaron más de un millón de hectáreas y generaron pérdidas a la provincia estimadas en 1.300 millones de pesos.

"Por ahora el personal que tenemos alcanza pero pedimos seis cuadrillas para poder hacer el relevo del personal que está trabajando, porque si bien descansan, es necesario ir rotando”, concluyó Clara.

Al mismo tiempo, otra serie de operativos se desarrollan en distintas partes del país para combatir o evitar nuevos focos ígneos. 

Barisone anunció que este martes llegará a Mendoza un avión hidrante del SNMF para reforzar el operativo contra incendios en esa provincia, mientras que ya están disponibles para operar allí un helicóptero y varios camiones.

Finalmente, el funcionario explicó que está contenido un foco en la ruta 20, en una zona cercana a Junín de los Andes, camino a La Rinconada, provincia de Neuquén, y que en el lugar hay apoyo desde San Martín de los Andes mediante un avión hidrante y un helicóptero con helibalde pertenecientes al SNMF.